Inicio Actualidad Azafata da el pecho a un bebé hambriento en pleno vuelo

Azafata da el pecho a un bebé hambriento en pleno vuelo

Está claro que el instinto maternal y el estar dispuestas a ayudar a los demás son sentimientos y predisposiciones que tienen muchas mujeres. Y buena muestra de eso es la que ahora se ha convertido en noticia. Nos estamos refiriendo al siguiente caso: azafata da el pecho a un bebé hambriento en pleno vuelo.

Sigue leyendo y conocerás todos los datos a continuación.

¿Dónde ha sucedido?

En un vuelo de la compañía aérea Philippine Airlines es donde ha tenido lugar la historia que ahora ha pasado a ser viral en todo el mundo.

Los protagonistas

Tres podemos decir que son las figuras que han pasado a copar la actualidad debido a la información que nos ocupa, aunque la primera de esas es la verdadera protagonista:

  • Patrisha Organo, de 24 años. Se trata de una azafata de la citada aerolínea que no ha dudado en hacer todo lo que estaba en su mano para ayudar al bebé que se hallaba hambriento.
  • El bebé que no paraba de llorar porque tenía mucha hambre.
  • La madre del pequeño que se topó sin saber qué hacer para calmar las ganas de comer de ese.

El origen del caso

Hace unos días fue cuando se produjo el punto de partida de esta historia. Todo sucedió cuando Patrisha y el resto de tripulantes de cabina de pasajeros se prepararon para llevar a cabo un nuevo vuelo. Como es habitual, siguieron todas las pautas establecidas y fueron permitiendo la entrada al avión de todos los viajeros que fueron tomando asiento y se abrocharon sus cinturones de seguridad.

De esta manera, el vuelo se inició y todo iba sobre ruedas hasta que algo sucedió.

Bebé llora de forma incontrolada

Al poco tiempo de despegar del aeropuerto, el bebé de una de las pasajeras comenzó a llorar de forma desconsolada. La madre hacía todo lo necesario para conseguir que se calmara, pero no lograba su propósito. Una situación que comenzó a crear cierto malestar ya que algunos viajeros comenzaron a quejarse del llanto.

Ante lo que estaba sucediendo, Patrisha procedió a acercarse hasta donde se encontraba el pequeño con su mamá. A esta le preguntó qué pasaba y la mujer le contestó que el problema es que el bebé estaba hambriento y a ella se le había acabado la leche de fórmula que llevaba.

Fue en ese instante cuando a la azafata se le ocurrió una solución.

Azafata da el pecho al bebé hambriento

Amamanta al pequeño que no dejaba de llorar

La mencionada tripulante de cabina hacía poco tiempo que había tenido un hijo y comprendía cómo se encontraba el bebé y también la angustia de la madre. Por ese motivo, le preguntó a la mujer si le permitía darle el pecho a su hijo. La respuesta fue sí. De esta manera, Patrisha comenzó a amamantar al pequeño que finalmente pudo encontrar el alimento que tanto reclamaba.

Con muchas ganas fue como el bebé recibió la leche que necesitaba por parte de esa azafata que le dio la toma hasta que ese consiguió quedarse dormido. Así, ella logró ayudar al pequeño y a su madre al tiempo que ponerle fin al malestar que se estaba creando en el avión entre algunos pasajeros.

Su historia se hace viral

Cuatro años son los que lleva la azafata trabajando como tal y jamás había afrontando una situación de esta manera. Por eso, porque ha pasado a formar parte de sus más peculiares experiencias como profesional del vuelo, la mujer no ha dudado en compartir lo ocurrido en su perfil de la red social Facebook. En concreto, ha narrado cómo sucedieron los hechos y que el vuelo en el que todo sucedió era importante para ella porque le ponía al alcance de la mano el poder ascender. No obstante, manifiesta que si por algo lo va a recordar es precisamente porque tuvo que amamantar a un bebé de una pasajera. Algo a lo que añade: “Gracias Señor, por el regalo de la leche materna”.

Al contar esta historia lo que ha logrado es que la misma se vuelva viral. Buena muestra de eso es que ha recibido numerosos comentarios, tales como estos:

  • “Sencillamente eres un ser maravilloso. Dios te bendiga”.
  • “Es por gente como tú que el mundo debe creer en la humanidad. Maravilloso acto el tuyo”.
  • “Por encima y más allá de la llama del deber! Qué cosa tan maravillosa!”.