Inicio Actualidad Baile de mascarillas

Baile de mascarillas

En marzo las autoridades sanitarias nos dijeron que no era necesario el uso de mascarillas en la población general. Parece que tanto la OMS como el Ministro de Sanidad, Salvador Illa y el responsable de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, afirmaron esto porque, sencillamente, no había suficientes mascarillas para proveer a la población general. Luego, cuando ya se podían conseguir algunas nos dijeron que su uso era recomendable para posteriormente obligarnos a usarlas en el transporte público donde las distancias de seguridad no podía garantizarse. Ahora las tendremos que usar en todos los espacios públicos. ¿En que quedamos?

Si a esto se le suma que hay varios tipos y no se definen cuales deberíamos usar, el caos está servido. Están la higiénicas, las quirúrgicas, las FFP2 y las caseras Unas protegen de no contagiar otras de no contagiarse, otras protegen poco y nada y algunas son defectuosas. Y para más INRI está saber cómo usarlas, cuales son desechables y cuales reutilizables, como se limpian, cuántas horas de uso o cantidad de usos tienen y cómo colocarlas adecuadamente para que ocluyan bien nariz y boca.

Aún en le mejor de los casos no hay un protección al ciento por cien. La inseguridad existe, al igual que lo que transmite el gobierno sobre su gestión errática de la pandemia. El mejor consejo para el público: cualquier protección es mejor que nada.