Bale, ahora o nunca

4

Ser o no ser, he ahí la cuestión. La tarde de este martes Gareth Bale podría decidir su futuro en el Real Madrid con la famosa cita de William Shakespeare en Hamlet en su mente. Será precisamente cuando Zinedine Zidane anuncie su once ante la Juventus y el galés sepa si está en el mismo o no.

Una decisión, en la ida en los cuartos de final de la Champions League, es suficiente para el atacante de Cardiff después de sus dos suplencias en la ronda anterior y viendo que ha perdido su sitio en la alineación ideal madridista.

La titularidad de Bale en Las Palmas parecía marcar su inicio en el banquillo del Juventus Stadium. Sin embargo, su buena actuación -doblete incluido- ha hecho que Zizou pueda plantearse darle una última oportunidad y parece que definitiva por todas las partes.

El pasado parón de selecciones confirmó lo que era un secreto a voces: su futuro está más fuera que dentro. El Real Madrid no vería con malos ojos su traspaso, mientras que al protagonista en cuestión se lo rifan no sólo en media Premier, sino en toda Europa y hasta en China.

Casi cuatro meses sin lesiones

Después de vivir un 2017 negro por las lesiones, Bale ha empezado este nuevo año sin ninguna dolencia lo que le ha permitido ir convocado a todos los partidos hasta la fecha -menos los que coincidieron de Copa del Rey- aunque teniendo un papel más residual del que tenía pensado.

Un escenario como el Juventus Stadium, un rival como el conjunto bianconero y los cuartos de final de una Champions League motivan a todos y más a un galés que quiere volver a demostrar que le queda mucho fútbol en sus botas. Su competición fetiche le espera y él busca volver a la titularidad.