Inicio Actualidad Barcelona – Manchester United: Messi, contra la remontada

Barcelona – Manchester United: Messi, contra la remontada

El Barcelona busca las semifinales de la Champions League cuatro años después. El conjunto culé disputa este martes su duelo de vuelta de cuartos de final contra el United después de haberse impuesto 0-1 en Old Trafford en el partido disputado la pasada semana en territorio inglés.

Pudo quedar todo sentenciado en el feudo del conjunto inglés, dado que Ter Stegen no tuvo que intervenir en ningún disparo a puerta y, por contra, David De Gea salvó a su equipo de ser goleado en casa. Ahora, en la vuelta, sin red de salvación, ambos equipos se juegan su futuro, aunque los azulgranas tendrán su once de gala listo y con las piernas más descansadas.

Ernesto Valverde quiere ir a buscar su destino y no esperarlo. Sin especular, sin jugar con ese 0-1, el Barça intentará dominar el juego y buscar la portería rival pero, como hizo en la ida, cerrando bien su defensa. Será el Manchester, necesitado y sabedor de que necesita marcar para poner emoción, quien deba arriesgar más dado que el conformismo podría ser su sentencia.

Ole Gunnar Solskjaer apuntó en la previa que no quería ver a los suyos encerrados atrás, que quería luchar por la posesión y por poder tener ocasiones. Ahí entra la calidad para meterlas, para apuntar bien por lo menos, y en Manchester no fue así. La fuerza, la velocidad y la altura de poco le sirvió al ManU en la ida.

Sin embargo, el noruego no olvida que los ‘milagros’ en el fútbol existen y él mismo fue testigo y protagonista de uno en el recinto culé, allá en 1999 cuando el equipo que ahora entrena se llevó la ‘Orejona’ ante el Bayern Múnich con dos goles en el descuento, el último de ellos obra suya. Ese recuerdo seguro que estará en su mente y en el de su afición, además de la gesta, más complicada, realizada en octavos en el Parc des Princes.

Valverde, con su once de gala

Por contra, un Barça descansado, con muchas rotaciones de peso en LaLiga Santander en el empate en Huesca –que apenas inquieta al equipo, con media Liga en el bolsillo–, sin Messi, Suárez, Piqué, Busquets. Jordi Alba o Rakitic, sabe que su versión A está fresca y lista para evitar otro traspié, como el de Roma la temporada pasada.

La premisa debe ser que los goles que, por De Gea, no entraron en la ida entren en la vuelta para que el Manchester deba ir en tromba al ataque dejando espacios atrás para la letalidad de Leo Messi, para que Luis Suárez se desahogue en la ‘Champions’ –la UEFA no le dio el gol de la ida y se lo dio al ahora sancionado Shaw en propia puerta– o, sobre todo, para que Dembélé haga sus primeras carreras en Europa tras su lesión.

El Barça sabe que tiene por delante un muro, el de los cuartos de final. Son tres temporadas quedándose atrapado en él, sin poder escalarlo ni derrumbarlo. Atlético de Madrid, Juventus y Roma han sido sus verdugos, y no quieren ver añadido el nombre del Manchester United a esa lista.

Y no pueden confiarse en la estadística, la que dice que nunca ha ganado al triple campeón de Europa en el Camp Nou en la máxima competición europea –dos empates y dos derrotas–, ya que la misma decía que el Barça nunca había asediado con éxito el ‘Teatro de los Sueños’ hasta que lo logró hace una semana.

Con Dembélé de vuelta, aunque dado que quizá no está para 90 minutos podría empezar desde el banquillo, Valverde podrá disponer de su equipo de gala. Todo apunta además a que Ivan Rakitic, baja por fiebre en Huesca, y Sergi Roberto, con una sobrecarga, podrán estar a disposición.

Más dudas tendrá Solskjaer, que se ha llevado a Alexis Sánchez y a Nemanja Matic pese a no tener el alta médica. El chileno, no obstante, apunta a que podrá jugar en su anterior estadio ante sus excompañeros. Serán baja Bailly, Ander Herrera, Valencia y el sancionado Shaw.