Barcelona promocionará internacionalmente sus tiendas únicas

19
zentauroepp41374977 tiendas singulares171220175510
zentauroepp41378556 tiendas singulares171220175815

El viajero que va de compras por Barcelona suele limitarse a la oferta más próxima a los iconos turísticos o a la de los grandes ejes comerciales del centro, lo que redunda aún más en el bucle de la masificación de visitantes. Pero Turismo de Barcelona y el ayuntamiento coinciden en constatar que para tentarlo con la riqueza comercial del resto de la ciudad hace falta algo más que sugerirle visitar ejes de barrio en genérico. Hay que dar en la diana de la motivación, que suele pasar por el gancho de la singularidad. Con ese reto, el nuevo programa de ‘shopping’ que promocionará internacionalmente el consorcio turístico tendrá como reclamo las tiendas “únicas” -Barcelona Unique Shops-, o sea, aquellas que dan una experiencia diferente a la compra local.

Ese valor añadido es el protagonista de las nuevas guías y los planos de compras que Turismo de Barcelona distribuirá y dará a conocer durante el 2018 en sus oficinas de información, en presentaciones comerciales en otros países, en dossieres de prensa, tours de compras, redes sociales, la web de Turismo, acciones de márketing y campañas digitales.  

En este nuevo giro estratégico se ha tenido en cuenta también que cada vez más visitantes son repetidores y están en condición de abrir sus horizontes turísticos y comerciales, destaca Montse Arnau, directora del programa. Los artículos que solo se pueden comprar en la capital catalana suelen encandilar a muchos viajeros cansados de tiendas clónicas en todas las ciudades, asegura.

La experta en estrategias comerciales en la ciudad recuerda que durante años el programa de promoción se focalizó en la zona comercial por excelencia (del puerto a la Diagonal), popularizada como Shopping Line. Hace más de dos años el concepto avanzó hacia Barcelona Shopping City para introducir otros barrios y contribuir a la descentralización del turismo y también la redistribución de sus beneficios económicos. Pero la experiencia demuestra que para incitar al viajero a desplazarse a Creu Coberta, Gran de Gràcia, GaiEixample, Sant Antoni u otros barrios, lo más efectivo es recetarle comercios destacados (varios por zona para que el desplazamiento compense) donde encontrará algo único.

Repertorio seleccionado

Esas experiencias, que les permiten regresar a sus localidades de origen con un recuerdo asociado solo a Barcelona, se articulan en las categorías de tiendas de artesanía, de museos, de diseñadores, emblemáticas y centenarias, gourmet y de moda sostenible. Más de cien establecimientos seleccionados aparecen en las nuevas guías y planos (físicas y online) de Unique Shops, que deben cumplir con una serie de requisitos, como la calidad contrastada, una buena atención al cliente, la “ubicación en zonas accesibles pero no solo céntricas”, la identidad vinculada a la innovación, la modernidad, o la historia, y el diseño, resume Mercè García, directora de Comercio del ayuntamiento. Y añade que es una oportunidad para dar a conocer el comercio de proximidad, tan intrínseco a la ciudad, así como el talento joven.

Los elegidos, que deben abonar una pequeña cuota para la promoción, exhibirán un distintivo en sus puertas y en aparadores que reconozcan esa singularidad. Para Arnau, la experiencia de compra potenciará la visita a barrios no céntricos y puede contribuir a su dinamización comercial. Enfatiza que en este caso la singularidad no se busca en las tiendas ni sus características, sino “en los productos que ofrecen” y que compraría un turista. El objetivo es desarrollar más a fondo rutas específicas en el 2019.