Inicio Actualidad BBVA explora el mercado de neobancos de Brasil para crecer

BBVA explora el mercado de neobancos de Brasil para crecer

BBVA no detiene su objetivo de crecer a través de la adquisición o toma de participaciones significativas en fintech y neobancos, a pesar de la crisis provocada por el coronavirus. Uno de los mercados que el grupo está analizando es Brasil, uno de los países emergentes que los expertos consideran que se verá menos afectado por la pandemia en el terreno económico

La entidad española, que ya está presente en Brasil a través del banco móvil Neon, pretende aprovechar nuevas oportunidades para asentarse y hacer frente al sector, entre ellos el Santander.

El objetivo del banco es llevar a cabo cualquier tipo de operación mediante su fondo de capital dirigido a firmas financieras digitales, Propel Ventures. De hecho, acaba de constituir una sociedad para la gestión de la participación en Neon y la adquisición y gestión de este tipo de sociedades para el mercado carioca.

BBVA decidió volver a Brasil en 2018, diez años después de haber abandonado el país, a través del banco móvil, con su participación en una ronda de financiación de 22 millones junto a otros inversores. Ahora pretende dar otro salto en el caso de que encuentre alguna oportunidad.

La estrategia de la entidad es entrar en mercados donde no opera y ampliar su presencia, principalmente, mediante compras o alianzas con bancos de nueva creación, debido a que el coste es mucho menor y a que recoge experiencia sobre las nuevas modalidades del negocio en la era digital.

Así, por ejemplo, ha desembarcado en Reino Unido, en Finlandia o en Alemania, a través de Atom, Holvi y Solaris, respectivamente, o ha incrementado su negocio en Estados Unidos con Simple.

Fusiones tradicionales

El presidente del banco, Carlos Torres, señalaba la semana pasada que la digitalización podría hacer menos interesantes las fusiones de entidades convencionales, al tiempo que reconocía que la rentabilidad del grupo iba a verse «muy afectada» tanto en 2020 como en 2021. BBVA, según los expertos, recortará un 98% las ganancias este año y apenas generará un beneficio positivo de menos de 50 millones.

«Si se aprovechan las capacidades digitales, se reduce el atractivo de comprar una franquicia tradicional», concluye el presidente de BBVA, en referencia a la posibilidad de que en España se produzca más pronto que tarde una ronda de operaciones corporativas en el sector debido a las consecuencias de la crisis.

El confinamiento de los últimos dos meses, tanto en nuestro país como en otros, ha acelerado además el proceso de transformación tecnológica del sector financiero. «Los clientes están contentos» con los servicios y productos a distancia, señalaba Torres.

El banco ha podido impulsar las ventas online y a día de hoy el 63% de las unidades las comercializa a distancia

De hecho, ha acelerado los planes de reducción de plantilla en la red de las oficinas con el ofrecimiento de despidos incentivados y prejubilaciones, sobre todo a los trabajadores de caja, un colectivo que está conformado por unas 3.000 personas (1.500 con una edad superior a los 55 años).

Debido a la inversión realizada en tecnología el banco ha podido impulsar las ventas online y a día de hoy el 63% de las unidades las comercializa a distancia, según los últimos datos proporcionados.

100 euros para captar jóvenes

BBVA, aprovechando el boom tecnológico, ha recuperado el gancho del regalo en efectivo para lanzar una campaña de captación de nóminas de usuarios más jóvenes en España de manera online. La entidad ofrece 100 euros a los clientes de menos de 30 años que domicilien sus ingresos regulares mensuales que sean superiores a los 800 euros. Además, para este colectivo ofrece un gestor remoto. Del mismo modo, para aquellos que estén estudiando posgrados, formación profesional o carreras universitarias y creen una cuenta digital les paga el carné internacional durante el primer año.

Relacionados