Inicio Actualidad Beneficios de tocar un instrumento musical

Beneficios de tocar un instrumento musical

El cerebro es un maravilloso órgano que requiere de atención y cuidados, ya que como todo miembro que compone el cuerpo humano puede llegar a enfermar, sin embargo, son pocas las personas que le brindan la atención que requiere, dando así el bienestar del mismo por sentado.

Si deseamos brindarle los cuidados que nuestro cerebro requiere, una de manera de hacerlo es con la música, ya que muchos estudios han confirmado que son muchos los beneficios que se obtienen al tocar un instrumento musical. ¡Descubre alguno de ellos!

Ejercita el cerebro

Está comprobado que escuchar música y aprender a tocar un instrumento musical, sin importar nuestra edad, es la una de las mejores formas de ejercitar el cerebro. De hecho, cuando una melodía llega a nuestros oídos ocurre un proceso fantástico ya que de inmediato esta estimula el cerebro para que libere neurotransmisores que nos generan placer y bienestar.

Por otro lado, el proceso de aprendizaje que envuelve dominar el arte de tocar un instrumento musical fortalece ciertas áreas del cerebro y promueve las conexiones cerebrales.

Contribuye a la buena salud emocional

Aprender a dominar un instrumento musical requiere de mucho esfuerzo, entrega y disciplina, lo cual en conjunto genera en la persona un sentido de logro y satisfacción, aumentando así los niveles de estima propia. Además, al relacionarse con otros que tienen la misma meta en común logra forjar lazos de cooperación y amistad que sin duda enriquecen la vida.

Lo mejor es que existen una gran variedad de instrumentos, como el Ukelele, la caja flamenca, el piano, la batería, el violín, el bajo y la guitarra, entre otros. Por lo que, por lo que posible dominar uno o más al mismo tiempo o de manera consecutiva.

Retrasa el proceso del deterioro cognitivo

Estudios realizados en personas mayores que durante algunos años han tocado algún instrumento, han arrojado hallazgos interesantes asociando un mejor desempeño de la memoria no verbal, así como la posibilidad de recordar nombres y de desarrollar otros procesos cerebrales.

Genera valores de compromiso propio

Dominar el arte de tocar uno o varios instrumentos musicales es una labor que requiere tiempo y en el proceso de aprendizaje se tendrán aciertos y desaciertos hasta lograr el objetivo final.

Dicho proceso contribuye a cultivar cualidades, como la paciencia, disciplina y perseverancia. Estos valores de compromiso serán de gran utilidad no sólo en el campo musical sino en cualquier proyecto que nos propongamos en la vida.

Reduce los niveles de estrés

Cuando aprender a tocar un instrumento musical nace de un deseo voluntario, se convierte en una actividad placentera que logra desconectarnos de aquellas actividades diarias que se han convertido en una pesada rutina, lo que a su vez genera satisfacción y reduce la tensión acumulada.

Nos hace más diestros

Al tocar un instrumento musical intervienen muchas partes de nuestro cuerpo: brazos, manos, dedos, cabeza, pies. Por lo cual, se requiere la habilidad de coordinar los movimientos de cada parte de nuestro cuerpo implicado a fin de lograr tocar una nota musical a partir de nuestro instrumento. Esto estimula la capacidad de concentración y permite desarrollar habilidades.

Como hemos visto, sin importar la edad, son muchos los beneficios que se derivan de aprender a tocar un instrumento musical, por lo que es recomendable aprender a tocar alguno de ellos.

Publicidad