Inicio Actualidad Bildu, al frente de la comisión de Derechos Humanos de las Juntas...

Bildu, al frente de la comisión de Derechos Humanos de las Juntas de Guipúzcoa

Este jueves se celebró en Madrid un homenaje a Miguel Ángel Blanco, el concejal del Partido Popular en Ermua (Vizcaya) asesinado hace 22 años por ETA. Al acto acudieron el presidente del PP, Pablo Casado, la plana mayor de dicha formación en la capital -el presidente de la Comunidad en funciones, Pedro Rollán, el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y la candidata de este partido a la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso- y representantes del PSOE, Ciudadanos y Ahora Madrid.

Pues bien, esta misma jornada se supo que EH Bildu ha logrado la presidencia de la comisión ordinaria de las Juntas Generales de Guipúzcoa de Derechos Humanos y Cultura Democrática. Quizá la que mayor simbolismo contiene. Esa mesa de trabajo estará presidida por el abertzale Joxemari Carrere Zabala y los representantes del Bildu tendrán en sus manos el mandato de la mesa destinada a consolidar los avances en la convivencia de la sociedad tras el cese de la violencia terrorista.

Este miércoles se terminaron de pactar todas las comisiones ordinarias, que en su gran mayoría estarán presididas por el PNV -en tanto que vencedor de las elecciones pasadas-. Bajo el control de este partido nacionalista figuran las mesas de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural, Proyectos Estratégicos, y Políticas Socialistas, mientras que el PSE presidirá las de Cultura, Cooperación, Juventud y Deportes; Movilidad y Ordenación del Territorio; y Medio Ambiente y Obras Hidráulicas.

Y debido a la lógica de reparto en base a los resultados electorales PP y Podemos se han quedado sin comisiones que presidir. Es más, sólo contarán con un representante en cada mesa. Y Bildu se ha quedado con cuatro presidencias: Gobernanza, Igualdad Lingüística, Igualdad de Mujeres y Hombres y Derechos Humanos y Cultura Democrática. Esta última será su jurisdicción sin haber condenado la violencia de ETA todavía. Toda una paradoja. Bajo su custodia, además, quedan asuntos como el euskera y la igualdad.

De vuelta al tributo a Miguel Ángel Blanco, Pablo Casado se ha mostrado tajante al manifestar que «no son homologables por mucho que estén en las instituciones». «Los herederos de Batasuna no pueden ser interlocutores políticos ni se puede pactar con ellos», proclamó, antes de condenar que TVE realizara una entrevista a Arnaldo Otegui, mandatario de EH Bildu. El dirigente del PP ha ahondado en que hay que «acabar con los homenajes a los asesinos» y reformar la Ley Penitenciaria. En concreto, ha dicho, el artículo 72, que permite a los terroristas presos progresar de grado sin colaborar con el esclarecimiento de atentados.

También ha intervenido en ese acto Marimar Blanco, hermana del político asesinado. Ha aplaudido a la figura de su hermano y a la reacción de la sociedad, hecho que considera el principio del fin de ETA. Además, ha criticado que «no se puede poner alfombra roja y altavoz» a quienes no han condenado las acciones etarras, en referencia a la entrevista de Otegui en TVE. Antes, Marimar Blanco inauguró una exposición llamada ‘La voz de las manos blancas’. En esa muestra fotográfica se recorren las manifestaciones relativas al secuestro de Miguel Ángel y el despertar del conocido como espíritu de Ermua. Se expone en el Centro Cultural Nicolás Salmerón de Madrid.