Borrell defiende sus cambios en las embajadas: “Han sido menos que con otros gobiernos”

5

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha defendido este miércoles los relevos de embajadores que ha decidido el nuevo Gobierno, en algunos casos porque se trata de destinos de “relevancia política”, y ha afirmado que han sido “menos extensos y expeditivos” que en otros cambios de Gobierno.

Borrell ha justificado los cambios en un artículo en ‘ABC’, recogido por Europa Press, para rebatir la acusación de haber puesto en marcha una “noche de cuchillos largos” entre los diplomáticos. Entre otras cosas, el ministro subraya que se mantiene a los embajadores en destinos de relevancia, como París, Londres, UE y Argentina y que prácticamente todos los integrantes de la cúpula saliente del Ministerio serán embajadores. A su juicio, “raras veces, por no decir nunca”, se ha dado una salida tan buena al equipo anterior.

También, que “sólo” se ha nombrado a tres embajadores ‘políticos’, no pertenecientes a la carrera diplomática, como representantes ante la OCDE y la UNESCO y en la embajada en Andorra. Se trata, respectivamente, de los dirigentes del PSOE Manuel Escudero y Andrés Perelló y del alcalde de Lérida, Ángel Ros.

Borrell explica además que, de los 40 relevos en embajadas que tenía pendientes de hacer su antecesor, Alfonso Dastis, un total de 20 se han mantenido sin cambios y sólo nueve de los candidatos se han quedado sin un puesto de embajador. Por eso, en un artículo titulado ‘Las cosas como son’, pide que se pongan los cambios en su “justa dimensión”.

En cuanto a relevos de embajadores antes de que hayan cumplido su mandato, el ministro precisa que serán 10, sin contar a los exministros del PP Pedro Morenés (EEUU) y José Ignacio Wert (OCDE) que, según explica, “tuvieron la elegancia de presentar su dimisión de forma inmediata” tras el cambio de Gobierno.

Borrell justifica los relevos “en parte, porque se han considerado embajadas de especial relevancia política para el nuevo Gobierno“, o porque se ha nombrado en su lugar a altos cargos salientes, como ha sido el caso de Italia o Brasil.

Un reglamento para regular ascensos

Además, admite que “habrá que buscar la mejor forma de utilizar la capacidad profesional” de todos los que hayan sido cesados o estén en expectativa de ser nombrados, y añade que muchos servicios centrales del Ministerio “están muy escasos de personal”. También reafirma su intención de promover un reglamento para regular los nombramientos y evaluar el desempeño. El aprobado en 2014 fue anulado por el Tribunal Supremo por falta de negociación con los sindicatos.

El hecho es que los relevos acordados por el nuevo Gobierno han supuesto apartar de destinos clave a varios embajadores nombrados en 2017 y que son diplomáticos de carrera pero han tenido vínculos con el PP o con la que fuera su fundación, la FAES.

Es el caso de Italia, un destino de primer nivel que se le ha asignado al exministro Dastis y que supondrá el relevo de Jesús Manuel Gracia, diplomático que fue embajador en Cuba entre 2001 y 2004 y que, posteriormente, criticó la política del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con este país desde FAES.

También el de Brasil, donde el ex secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García Casas, remplazará a Fernando Villalonga, diplomático que fue diputado ‘popular’ y consejero en la Comunidad Valenciana.

En Lisboa, la diplomática Marta Betanzos ocupará la plaza que tenía desde hace un año Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga, también miembro de la carrera que fue consejero de Relaciones Internacionales del PP.

Entre los diplomáticos que parece que no obtendrán la embajada que deseaban está José María Robles Fraga, diputado del PP durante ocho años que desde 2009 era director de Relaciones Institucionales del Banco Santander. Robles Fraga había pedido reingresar en la carrera y se daba por hecho que sería embajador en Turquía pero, según la web especializada ‘The Diplomat in Spain’, este puesto será para Juan González-Barba.

El puesto que desempeñaba en el Banco Santander lo ejercerá desde septiembre otra diplomática, Cecilia Yuste, actual embajadora en Bélgica, que ya había pedido la excedencia antes del cambio de gobierno.

Moragas, de la ONU a Filipinas

La larga colaboración con el PP de Jorge Moragas —14 años como diputado, jefe de gabinete de Mariano Rajoy y coordinador de campañas electorales— no le ha impedido ser nombrado embajador en Filipinas. Eso sí, después de haber cesado, al cabo de apenas siete meses, de su puesto de representante permanente ante la ONU.

Moragas es diplomático de carrera pero la ONU fue su primer destino en el exterior. Para esa misión, una de las más relevantes, ha sido nombrado Agustín Santos, hasta ahora cónsul en Perpiñán (Francia).