Inicio Actualidad Borrell, sobre la crisis con Flandes: “Es un conflicto diplomático, no le...

Borrell, sobre la crisis con Flandes: “Es un conflicto diplomático, no le quitaremos importancia”

Suma y sigue en la crisis abierta entre el Gobierno español y Flandes. El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha rechazado este miércoles poner paños calientes en la crisis y ha asegurado que se trata de un “conflicto diplomático” en toda regla. De hecho, el ministro-presidente de esta región belga, Geert Bourgeois, ha calificado como un “acto muy hostil” la decisión de Borrell, la víspera, de retirar el estatus diplomático al delegado del Gobierno de Flandes en la Embajada de Bélgica en España. Y, mientras tanto, el detonador de la crisis, el presidente del Parlamento flamenco, Jan Peumans, ha asegurado que no piensa suavizar sus críticas al Ejecutivo español a cuenta del ‘procés’.

No vamos a quitarle importancia a las cosas“, ha dicho Borrell en declaraciones en el pasillo del Congreso, apenas unas horas después de recibir en su despacho al embajador belga en España, Marc Calcoen, y comunicarle que el Gobierno español retiraba la condición diplomática al delegado de Flandes en España y no se lo concederá a ningún otro que le vaya a suceder.

El ministro ha justificado la medida en que “España no puede permitirse que, una vez tras otra, el presidente de un Parlamento actuando como tal diga que somos un país que tiene que ser expulsado de la UE”, como ha hecho en tres ocasiones Peumans. “Hemos advertido tres veces, y a la tercera va la vencida“, ha añadido.

“Sello y membrete del Parlamento”

A su juicio, Peumans “puede decir lo que le venga en gana” a título personal, pero no hacer esas afirmaciones en cartas “con sello y membrete del Parlamento” que, según lo que él sabe, “no se ha pronunciado sobre el tema”.

“Eso ningún país que se respete lo puede tolerar”, ha remachado. Precisamente una carta de Peumans a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell cuestionando la democracia española fue el origen de las protestas diplomáticas de España ante el embajador belga.

“Acto muy hostil”

El máximo representante de Flandes, por su parte, ha transmitido este miércoles su malestar por la medida aplicada contra su delegado en España. En su opinión, se trata de un “acto muy hostil” e inédito en la UE.

“Es la primera vez que ocurre en la historia de la Unión Europea, desde la creación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acerto (CECA, germen de la UE) en 1952 y probablemente desde 1945″, ha asegurado Geert Bougeois en declaraciones a al emisora belga Radio 1.

El político de la Nueva Alianza Flamenca (N-VA) ha explicado también que tiene intención de trasladar este malestar a la embajadora de España en Bélgica, Beatriz Larrotcha, y ha asegurado que añun no ha recibido ninguna notificación oficial.

Peumans se reafirma

El conflicto, por el momento, no tiene visos de suavizarse, pues el causante del mismo, el presidente del Parlamento de Flandes, Jan Peumans, ha asegurado que no va a corregir ni suavizar el tono de sus críticas a España.

“Todavía digo en mi país lo que creo que tengo que decir”, ha afirmado en la misma emisora de radio, en la que también ha negado que el pasado miércoles comparase a España con Bosnia durante una exposición sobre el proceso soberanista catalán en la sede del Parlamento flamenco.

Asimismo, Peumans se ha reafirmado en sus declaraciones sobre la situación de los políticos independentistas en prisión preventiva. “Repito: para mí está fuera de discusión que los políticos que defienden su opinión política están encerrados en una prisión, lo que no es digno de un Estado de derecho“, ha asegurado.

El también dirigente de la N-VA ha añadido que nadie le ha llamado la atención hasta ahora y que tampoco le corresponde hacerlo a España.