Inicio Actualidad Botín y Prado alertan del “deterioro económico” y piden un Gobierno estable...

Botín y Prado alertan del “deterioro económico” y piden un Gobierno estable tras el 28-A

Los presidentes del primer banco y de la primera eléctrica de España han advertido durante sus discursos en la Junta de Accionistas de sus empresas, celebradas ambas este viernes, de que ahora no se puede ser tan “optimistas” con la economía española como hace tres años, aunque se crece por encima de la media europea.

“El crecimiento se ralentiza trimestre tras trimestre y la recuperación del empleo, está, por lo menos, estancada“, ha dicho Prado, que este viernes abandona la presidencia de Endesa. Prado ha destacado que la economía española está lejos de la recesión pero ha advertido del cambio de tendencia y del fin de los llamados vientos favorables, como el precio del petróleo. Por eso ha llamado a los agentes económicos a “ponerse en guardia”.

Por eso, Prado ha pedido a los políticos un esfuerzo para dotar a España de un Gobierno estable tras los comicios y que tomen medidas “enfocadas a apuntalar la recuperación” para alejar el fantasma de volver a “caer en el fango de la crisis”.

Prado ha pedido decisiones “preventivas y algunas reformas anti-cíclicas” para poder hacer frente a las nuevas turbulencias.

Botín

En la misma línea se ha mostrado la presidenta del Santander. Botín ha señalado la necesidad de que los políticos “hablen claro” ante la segura necesidad de llegar a pactos entre diferentes partidos tras las elecciones del próximo 28.

Ante esa necesidad de pactos, Botín ha pedido a los partidos “responsabilidad y madurez”. “Tras las elecciones necesitamos huir del cortoplacismo e impulsar una agenda reformista con visión de largo plazo”, ha señalado Botín ante los accionistas del banco.

Botín ha señalado la necesidad de “crecer” y que ese crecimiento llegue a todos porque “no vale solo crecer”. “En política económica, sabemos lo que funciona y, sobre todo, sabemos lo que no funciona. Si queremos una España que funcione para todos, necesitamos una política económica que funcione. Sin crecimiento no hay inclusión”, ha dicho.

La presidenta del banco cántabro ha recordado también los peligros del populismo, reflejados en el Brexit. En su opinión, la revolución digital y el impacto de la crisis financiera han generado “oleadas de apoyo a favor de programas y políticos que cuestionan, y en ocasiones desean, debilitar el orden económico liberal sobre el que se ha construido la paz y prosperidad en Europa en las últimas décadas”.

Por eso, ha advertido de que el Brexit es el “canario en la mina” que avisa de “los peligros” de ignorar estas oleadas o minimizar las preocupaciones de las personas sobre sus trabajos, prosperidad y futuro.