Inicio Actualidad Bruselas, alarmada con la modificación de la malversación en España

Bruselas, alarmada con la modificación de la malversación en España

La Comisión Europea estudiará si la reforma del delito afecta a los intereses financieros de la Unión Europea, que aporta fondos a la administración española.

El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, dijo este miércoles que la Comisión Europea está analizando la reforma del Código Penal español que rebaja las penas para los delitos de malversación con fondos públicos, en especial por si pudiera poner en riesgo la protección de los intereses financieros de la UE.

«Según la información disponible a la Comisión, se ha aprobado la reforma al Código Penal que introduce cambios en varios delitos incluida la malversación. La Comisión analiza esta provisión para verificar que la reforma cumple con la ley europea, especialmente en la protección de los intereses financieros de la UE«, dijo Reynders en un debate sobre el Estado de derecho en España en el Parlamento Europeo.

Reynders dijo que la Comisión seguirá los próximos avances en torno a esta reforma para preparar el informe anual del Estado de derecho en la Unión Europea, cuya cuarta edición se publicará este verano y que lleva años insistiendo a España en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

La reforma de la malversación ha generado un agrio debate en España, ya que la oposición considera que es una forma de justicia a la carta para exonerar a los líderes del Procés y permitir un posible futuro referéndum de autodeterminación en Cataluña. Pero, además, podría beneficiar, como efecto colateral, a numerosos políticos corruptos, según sostienen los partidos críticos con el Gobierno. El debate no es ajeno a las autoridades europeas, puesto que aportan fondos susceptibles de ser malversados.

El grupo socialista y ERC llegaron a un acuerdo para rebajar las penas del delito de malversación cuando no exista ánimo de lucro o enriquecimiento personal, que estará castigado con un máximo de 4 años prisión frente a los 8 que marca el actual Código Penal en su tipo agravado. Del mismo se beneficiarán los independentistas condenados por el procés.

La reforma se incorporó junto a otras enmiendas a la proposición de ley impulsada por el PSOE y Unidas Podemos para eliminar el delito de sedición y convertirlo en un uno agravado de desórdenes públicos.

Finalmente, además de esa reforma, se modificó el delito de malversación, por el que también fueron condenados varios dirigentes del procés y por el que están procesados diversos cargos independentistas. La enmienda transaccional fue firmada por el PSOE y ERC y apoyada por Unidas Podemos.

Publicidad