Cae una banda liderada por un albanés que introducía heroína y cocaína en Galicia y Asturias

13

Un ciudadano albanés de 39 años, V.V., con residencia en Santiago de Compostela,ha sido detenido en una operación antidroga, todavía abierta y dirigida por un juzgado de Vilagarcía, como el dirigente de una organización que introducía heroína y cocaína en Galicia para su distribución, principalmente en las provincias de Pontevedra y A Coruña y en Asturias.

Junto a él también han caído en la redada desplegada por varias unidades de la Guardia Civil otros siete miembros del grupo, entre ellos una mujer. Uno de los detenidos, el lugarteniente de capo albanés, es un veterano del narcotráfico en la ría de Arousa, Marcos Falcón, con antecedentes policiales, cuyo cometido en el grupo era contactar con proveedores de cocaína contando como colaborador con otro traficante de Vilagarcía, también arrestado, según confirman fuentes del Ministerio de Interior.

Los detenidos han pasado este miércoles a disposición judicial. La titular del juzgado número 2 de Vilagarcía ha enviado a prisión a cuatro de los detenidos en la bautizada como Operación Albus después de ser interrogados por el fiscal antidroga Pablo Varela, aunque la mayoría se ha acogido al derecho a no declarar y han negado que se conocieran entre ellos. Los imputados que han quedado en libertad tendrán que comparecer cada quince días en el juzgado, según informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

Es la primera vez que un traficante albanés vinculado a las redes del tráfico de heroína asume el control de una organización que opera en Galicia para traficar también con cocaína. El detenido, que utilizaba negocios legales como tapadera, tenía hasta ocho identidades diferentes para acreditar su filiación ante los organismos públicos, lo cual dificultó la investigación para desarticular el grupo.

En el transcurso de la operación que aún no se ha cerrado, se han realizado varios registros domiciliarios en los que se han incautado cerca de seis kilos de cocaína, 1,7 de heroína y medio kilo de sustancia de corte que se empleaba para la elaboración y distribución de los estupefacientes. También se han Intervenido dos vehículos de alta gama.

La organización poseía una perfecta planificación en sus operaciones, las cuales blindaba con altas medidas de seguridad. Los equipos contra el crimen organizado y antidroga de la Guardia Civil de las comandancias de A Coruña y Pontevedra iniciaron el seguimiento del grupo en febrero del pasado año. Según la investigación, la red introducía los cargamentos en Galicia para su posterior elaboración, distribución y venta. El jefe albanés contaba con un grupo de cinco personas que se encargaban de buscar compradores de la mercancía, distribuirla y dar apoyo logístico y de vigilancia a la banda.

El grupo trabajaba a su vez con otros traficantes que realizaban viajes al extranjero para contratar envíos de droga. Entre ellos se encuentra una mujer que fue detenida en Galicia cuando había comprado un kilo de cocaína en marzo, y otro en Asturias después de adquirir una partida de un kilogramo de heroína en septiembre pasado. La investigación policial se vio dificultada por las fuertes medidas de seguridad que empleaba la organización. Para ello contaba con individuos con una amplia experiencia criminal en el tráfico de drogas.