Inicio Actualidad Caixabank-Bankia: los sindicatos ven viable un ERE solo con prejubilaciones

Caixabank-Bankia: los sindicatos ven viable un ERE solo con prejubilaciones

Madrid, 08 de septiembre de 2020 (21:01 CET)

El día 13 de septiembre está marcado en rojo en el calendario de los sindicatos. Se espera que los consejos de administración de Caixabank y de Bankia se reúnan este fin de semana -en concreto el domingo-, dando el primer paso definitivo hacia la fusión, que previsiblemente conllevará una reducción de plantilla muy significativa para apuntalar la rentabilidad de la nueva entidad.

«Estamos viendo quinielas con cifras muy dispares, que van desde bajas por 4.700 a 12.000 personas», explican desde FESMC UGT, que prefieren no especular con la cifra, hasta que haya una propuesta por parte del banco que surja de la operación.

Desde Comisiones Obreras (CCOO) también muestran su reserva sobre estos cálculos y recuerdan que no es la primera vez que los números iniciales son erróneos. 

Ambos sindicatos manejan fechas diferentes sobre cuándo pueden darse las primeras cifras sobre cuándo se conocerá una propuesta real en materia de reducción de costes por la nueva Caixabank. Desde la UGT no descartan que se aproveche la publicación del acuerdo de fusión -que podría darse a conocer a partir de este fin de semana- para adelantar algunas líneas estratégicas; entre ellas algunos objetivos en ahorro de gastos.

El episodio de La Plaza de esta semana analiza la fusión de Caixabank y Bankia

En el caso de CCOO, posponen las primeras indicaciones más allá de la junta de accionistas que tendría que validar la fusión. «Esperamos los primeros contactos antes de que termine el año», avanzan, «nos parece muy complicado que den esa información hasta que finalicen completamente la due-diligence», añade Ricard Ruiz Palacio, secretario general de CCOO en Caixabank.

Caixabank-Bankia: el mercado busca pistas sobre la fusión

Como mínimo, una vez que los consejos validen el acuerdo de fusión, tendrá que pasar al menos un mes hasta que se celebre la junta de accionistas. Si los consejos dan el visto bueno al acuerdo -que fijará la ecuación de canje- la junta, por tanto, no se celebrará hasta mediados de octubre. 

Desde el mercado, no obstante, están metiendo presión para que se facilite pronto una guía de la magnitud del plan de recorte de costes. La banca de inversión lleva más de dos años especulando con una nueva oleada de concentraciones en el sector financiero dentro de nuestro país, alentada por el proyecto fallido de acuerdo entre Unicaja y Liberbank; por lo que están muy pendientes de los avances de la integración y en los próximos días se esperan que los equipos gestores de ambas se sometan al escrutinio del mercado.

El 15 y 16 de septiembre se celebrará la conferencia Barclays Global Financial Services Conference, en la que intervendrá el director financiero de Bankia, Leopoldo Alvear. Pocos días después, entre el 22 y 24 de septiembre, se celebrará la BoAML Annual Financials CEO Conference, en la que también intervendrá el consejero delegado del banco, José Sevilla.

El año pasado, Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank, también participó en la conferencia. 

Prejubilados: Madrid y Barcelona, demanda insatisfecha

Desde que se conocieran las negociaciones entre ambas entidades los sindicatos han mantenido un discurso homogéneo: defender el empleo y que las medidas que se adopten no sean traumáticas recurriendo a prejubilaciones y salidas voluntarias; una posibilidad que tanto UGT como CCOO ven viable, ya que defienden que existe suficiente bolsa de trabajadores para incorporarse a un ERE con este perfil. 

«Si lo que se quiere es realizar un ajuste sensible en la plantilla, lo que se tendría que plantear es un ERE que se prolongara durante varios años», avanzan desde la UGT. «Con este modelo, podrían ir saliendo trabajadores a medida que se cumplan años», añade. Los sindicatos existen en que alargar el proceso en el tiempo será más necesario cuanto más dura sea la reestructuración propuesta y defienden que también tendría sentido contable.

Una de las últimas reformas del Banco Central Europeo (BCE) -que para FESMC UGT ha sido clave para impulsar las fusiones- ha sido permitir diluir los costes de una reestructuración a lo largo de varios ejercicios; por lo que esta excepción (solo en para las fusiones) casaría con el modelo de ERE que defienden los representantes de los trabajadores.

Asimismo, recuerdan que en algunas zonas, como Madrid o Barcelona existe una demanda insatisfecha de plantilla con edad suficiente para acogerse a un ERE que enganche con la jubilación. «En el último ERE de Bankia quedaron trabajadores fuera de esta opción. En caso de Caixabank, su último ERE dejó fuera a la provincia de Barcelona, lo que ha provocado que los trabajadores nacidos a partir de 1963 y posteriores no tuvieran la opción de acogerse», apuntan desde CCOO.

Aunque el ERE se prolongue durante unos años, los trabajadores que se apunten, estarán amparados por la legislación actual en lo que se refiere a los plazos de jubilación; lo que puede ser importante de cara al futuro, cuando España tendrá que aplicar un plan para recortar costes.

Uno de las propuestas del ministro de Seguridad Social, Inclusión y MigracionesJosé Luis Escrivá, cuando era el presidente de la AIReF, para tratar de hacer sostenible las pensiones era alargar la edad efectiva de jubilación; un objetivo al que las prejubilaciones no ayudan. 

¿La primera de otras fusiones?

Los sindicatos avanzan que la integración de Caixabank y Bankia podría ser la primera de otra nueva oleada de fusiones en banca española; que continuará pasando factura al empleo de calidad que genera el sector.

Desde UGT recuerdan que la pérdida de puestos de trabajo ha sido muy intensa, y que en los últimos años se han recortado 100.000 empleos. Cifra que la operación que está sobre la mesa y otras con las que se especula, previsiblemente, engordará.