Inicio Actualidad Calendarios de adviento para la familia

Calendarios de adviento para la familia

Aunque aún faltan días para la llegada de la Navidad, lo cierto es que nos da la sensación que esa está ya entre nosotros. Y es que hay luces adornando las ciudades, los supermercados están llenos de productos típicos de esas fiestas, hay personas comprando los regalos de esas fechas…Todo eso lo que nos hace indicar es que la Navidad ha comenzado su cuenta atrás, de ahí que en casa os interese tener ya uno de los tradicionales calendarios de adviento.

¿No sabes de qué se trata? Sigue leyendo. A continuación, te damos a conocer todos los datos que necesitas conocer al respecto. Toma nota:

¿Qué son?

Cuenta atrás para la Navidad

Lo primero que debes tener muy claro es qué son los citados calendarios de adviento. Pues bien, para que puedas entenderlo, se trata de unos calendarios que lo que vienen a marcar es la cuenta atrás para la llegada de la Navidad, que se inicia con la famosa Nochebuena. De ahí que tomen como punto de partida el 1 de diciembre y como punto final el 24 del mismo mes. Periodo que es conocido como Adviento, por eso el nombre que tienen.

En la Alemania protestante del siglo XIX se encuentra el origen de esos artículos. En aquel momento los niños de cada casa encendían una vela por cada día de Adviento. Y es que lo que persiguen fundamentalmente es ayudar a los más pequeños a saber cuánto tiempo queda para que lleguen esas fiestas navideñas que tanto les gustan.

Una tradición esa que se ha popularizado cada vez más en todo el mundo.

Ventajas de los calendarios de adviento

calendarios de adviento
Ventajas de los calendarios de adviento

Si en muchas familias de todo el mundo se apuesta por darle forma a esos calendarios de adviento es porque los mismos traen consigo una larga lista de ventajas. En concreto, entre las más significativas podemos destacar las siguientes:

  • Es una forma de que los más pequeños aprendan conceptos relacionados con el tiempo y descubran lo que es un calendario.
  • No menos importante es que les sirve a los menores a “controlar” sus ansías por la llegada de la Navidad y, sobre todo, por la de Papá Noel o la de los Reyes Magos. Es decir, les va a servir para mejorar lo que es su paciencia.
  • De la misma manera, otro de sus beneficios es que entretienen a los pequeños. Primero, a la hora de crearlos y segundo, porque para ellos es divertido día a día ver cómo se va acercando la Navidad. Es más, algunos de esos calendarios de adviento tienen una sorpresa escondida para cada jornada por lo que eso les encantará.
  • Por supuesto, no hay que pasar por alto que contribuyen a que padres e hijos estrechen sus vínculos afectivos. Lo harán si todos juntos deciden crear esos artículos que marcan la cuenta atrás de las fiestas de diciembre.
  • Si son los niños los encargados de crearlos eso va a permitir, además, que desarrollen su creatividad y su imaginación. Eso sin pasar por alto que mejorarán sus habilidades artísticas.

Consejos para hacer calendarios de adviento

calendarios de adviento
Cada día, una sorpresa

Si después de todo lo leído crees que ha llegado el momento de introducir los calendarios de adviento en casa, te va a interesar conocer las siguientes recomendaciones para darles forma:

  • Los puedes encontrar a la venta en papelerías, grandes superficies y supermercados. No obstante, lo recomendable es hacerlos en casa en familia.
  • No hay una norma claro sobre cómo deben ser, salvo la de que tienen que tener marcados los días del 1 al 24 de diciembre. Se trata de que en casa desarrolléis al máximo vuestra creatividad a la hora de darles forma.
  • Entre los materiales más utilizados para crearlos están la cartulina, papel, fieltro, goma EVA…No obstante, se pueden encontrar en la Red otros realmente otros realmente originales realizados con calcetines, con vasos de plástico, con pinzas para tender la ropa…
  • Cada día puede estar marcado simplemente con el número que le corresponde o puede presentarse, además, con algún motivo relacionado con la Navidad: árbol, belén, renos, Reyes Magos, estrella de Oriente, regalos, copos de nieve, Papá Noel…
  • Otro consejo es que en la casilla de cada día sea posible que, una vez se cree el calendario con los hijos, los padres puedan introducir algún elemento para sorprender a aquellos. De esta manera, cada jornada será una sorpresa que les encantará. Así, se pueden colocar desde frases relacionadas con la Navidad hasta dulces típicos de estas fechas pasando por cuentos, chocolatinas, pequeños juguetes…Eso ya es decisión de los adultos.