¿Calvos con barba? La tribu urbana de la que nadie habla

15

Swaggers, traperos, hipsters, góticos, rockeros… Las ciudades españolas están repletas de tribus urbanas. Pero entre ellas hay un pequeño colectivo del que nadie habla. Se trata de la tribu urbana compuesta, muy a su pesar, por los calvos con barba. Es habitual cruzarse con montones de ellos por la calle, los vemos cada día, trabajamos a su lado. Y no obstante nunca nadie les dedica tiempo, apenas se escribe sobre ellos. Habitualmente se les incluye erróneamente dentro una vertiente de la estética hipster. Pero la mayoría de calvos con barba se consideran una tribu aparte que rompe las normas, ya que a diferencia de las otras tribus no está unida por un estilo de vida común, o unos gustos determinados. Su originalidad radica en un condicionante obvio: son calvos, no por elección. Y derivado de eso, muchos se han dejado barba.

Uno de ellos, Pep Molina, un joven realizador mallorquín que reside en Barcelona, ha decidido organizar el primer Encuentro Mundial de Calvos con Barba, una reunión informal para señalar la existencia de este colectivo y demostrar que son algo más que hipsters que se han quedado calvos. Con su iniciativa, Molina asegura que quiere demostrar que entre los calvos con barba existe “un vínculo íntimo y trascendental que une a todos los calvos con barba del mundo, más allá del hecho de que nos puedan confundir a unos con otros por la calle”, asegura Pep.

Es una magnífica iniciativa normalizar nuestra opción estética y visibilizarnos como colectivo”

Ricky

Calvo con barba

Huir del aspecto anterior

“La decisión de raparnos y dejarnos barba viene por un mismo motivo, huir de nuestro aspecto pasado, con el que no estábamos a gusto”, afirma este joven mallorquín.

“Al final es un problema que tenemos nosotros de aceptarnos o no”, comenta Ricky, otro de los calvos con barba, hablando sobre las inseguridades que genera el hecho de perder cabello a una edad relativamente joven. “Por eso es una magnífica iniciativa normalizar nuestra opción estética y visibilizarnos como colectivo”.

Según Pep Molina, el lema de esta reunión, que espera convertir en anual, podría ser: “No somos modernillos. Somos calvos. Llevamos barba. Y estamos orgullosos.”

Sigue a Extra en Facebook