Inicio Actualidad Cambian a todo el Estado Mayor de la Policía de Bolivia

Cambian a todo el Estado Mayor de la Policía de Bolivia

El Gobierno izquierdista de Bolivia ha cambiado el Estado Mayor de la Policía este lunes. En el acto el ministro Eduardo Del Castillo, ha anunciado una reforma del código disciplinario pues con el actual se ha «criminalizado» en muchos casos a los «buenos efectivos policiales».

El comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera, ha investido a los nuevos directores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Jhonny Chávez Bascopé; la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico, José María Velasco Villarroel; y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia, Mario Medina Ordoñez.

«A los flamantes nuevos miembros del Estado Mayor y directores nacionales los exhorto a continuar con todo lo bueno que se hizo en la pasada gestión», ha pedido Del Castillo, quien también les ha instado a cambiar todo lo que no salió como se esperaba», informa el diario boliviano ‘La Razón’.

Del Castillo ha pedido a la nueva plana mayor de la Policía en un acto celebrado en su sede general en La Paz que no ceje en su lucha “contra la violencia, el crimen y el narcotráfico”, especialmente en este último apartado, donde el Estado, ha subrayado, “ha logrado importantes logros en el último año”.

Durante la investidura, Del Castillo ha defendido la necesidad de estos cambios dentro de la Policía en cada uno de sus estamentos como condición fundamental para “lograr una mayor eficiencia dentro de la institución”, la cual, ha remarcado una vez más, “no pertenece a ningún partido, sino al conjunto del pueblo boliviano”.

En ese sentido, y con el objetivo de mejorar el funcionamiento del cuerpo, el ministro de Gobierno ha anunciado una próxima reforma del Régimen Disciplinario, puesto que la actual «en muchos casos» ha servido como «instrumento para criminalizar» a los «buenos efectivos policiales».

El Gobierno del socialista Luis Arce ha tenido que retroceder en sus iniciativas en los últimos días, frente a la presión marcada por opositores que encabezaron un paro en su contra (fundamentalmente en Santa Cruz).


Publicidad