Cambrils, una tranquilidad de verano truncada

12

“Si miras por la puerta verás que todo funciona como si fuera un día normal”, decía el un miembro del Náutico de Cambrils (Baix Camp), justo al lado de donde ayer sucedían unos hechos que llegaban tras el atropello masivo de peatones en las Ramblas de Barcelona. Los cinco terroristas volcaban su coche en una circunvalación próxima a las instalaciones, tras dejar un muerto y cinco personas heridas además de un agente de los Mossos herido leve. Posteriormente, los terroristas fueron abatidos por un solo hombre.

A pesar de todo, el día en Cambrils se ha levantado con una normalidad relativa y los alrededores del paseo marítimo estaban llenos de flotadores y gente que iba a la playa. Una playa que no estaba a rebosar pero que aglutinaba un número considerable de personas. Eso sí, peatones pegados al móvil que contaban que su familia se había encontrado con la escena volviendo de cenar o quejándose de la situación morbosa que se ha creado en la zona viendo personas que observaban cómo los periodistas hacían sus conexiones en directo.

El monstruo mediático

Contaban las personas que transitaban por la calle que en el momento de los hechos quedaron confinados en lugares inverosímiles. Unos decían que habían acabado dentro de los barcos del Club Náutico mientras otros relataban que habían quedado encerrados en aseos o en sus casas por orden de los cuerpos de seguridad. Uno de los mantras más repetidos era el hecho de dar las gracias a la inmediatez de las redes sociales teniendo en cuenta que gracias a plataformas como Twitter, la población estuvo informada en todo momento, rebajando las ganas de querer salir a la calle para pura curiosidad.

Sin embargo la curiosidad ha sido la tónica dominante de esta mañana generando situaciones insólitas de colas para hacer fotos a una barandilla próxima al escenario de los hechos donde había marcas de bala del tiroteo de anoche. En cuanto a los establecimientos de la zona, dicen que no han visto afectado el número de clientes y desde el sector hotelero, en la misma línea, explican que no han visto crecer el número de salidas más allá de las previstas.

La arena institucional

El ambiente que se ha visto ante las puertas del ayuntamiento del municipio era bastante diferente. La alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, con solemnidad ha condenado “enérgicamente” los actos de Barcelona y de Cambrils y ha remarcado que Cambrils y Cataluña seguirán siendo un tierra de acogida con los que la necesiten. Del mismo modo ha agradecido la labor de los Mossos y el resto de cuerpos de seguridad por su rapidez y eficiencia, y por estar “desde el minuto cero”, ha dicho, actuaron para evitar males mayores. El acto también ha contado con la presencia del delegado de la Generalitat en Tarragona, Òscar Peris, y con varios miembros del ejecutivo catalán.