Inicio Actualidad Carmen Calvo habla de «gran bochorno» en Sangenjo por la presencia de...

Carmen Calvo habla de «gran bochorno» en Sangenjo por la presencia de Juan Carlos

Carmen Calvo ha criticado con un chistecito la presencia de Juan Carlos I en Sangenjo. La exvicepresidenta ha publicado un tuit en el que ironiza con las altas temperaturas con el «gran bochorno» que supone la visita a España del viejo rey.

La presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados se encuentra hoy en Lugo en un ciclo de conferencias ‘Maruja Mallo. Viveiro y la vanguardia del siglo XX’ y no ha desaprovechado el momento para aliarse con Podemos en sus críticas a Juan Carlos I, en contra de la línea oficial de Gobierno de desentenderse de la figura del ex monarca diciendo que es un asunto de la Casa Real meramente familiar.

Calvo pedía hoy «explicaciones» al ex monarca cuando no hace mucho aseguró que Don Juan Carlos «no huye de nada».

En las redes le han recordado sus estrechas relaciones con los condenados por los ERE en Andalucía y otras veleidades como saltarse el estado de alarma para irse a Córdoba o elegir la clínica Ruber, mientras se le va la fuerza por la boca pregonando la pública. A esta exclusiva clínica acudió para curarse el coronavirus, que cogió en la manifestación del 8-M -«nos va la vida en ello»-.

Calvo ha aprovechado el acto no solo para arremeter contra Juan Carlos. También ha tenido reproches al PP. «El PP y la derecha española se equivocan siendo tan tolerantes con comportamientos que son faltos de ética», ha manifestado.

Calvo ha incidido en que «la sociedad en este país, que ha evolucionado mucho, exige grandes comportamientos éticos y el PP se equivoca diciendo lo que dice y haciendo lo que hace». Se le ha olvidado a Calvo que saltarse el estado de alarma para irse a su pueblo es tan ético como exigir sanidad pública pero ella irse a la privada.

Incluso se ha sumado, sin decirlo expresamente, a las exigencias podemitas de eliminar la inviolabilidad del rey. «El rey, por la inviolabilidad reconocida en la Constitución y no tenía que rendir cuentas, pero por textos conocidos se evidencia que se cometieron delitos que no se pudieron perseguir (por esa inviolabilidad)».

Garzón le llama «delincuente»

Dentro del Gobierno, el ministro más crítico este viernes ha sido el de Consumo, Alberto Garzón. En su opinión, su regreso a España revela «una sensación que está instalada en toda la Casa Real y de la que él ha sido expresión máxima», en concreto, «la de no rendir cuentas, la de la impunidad». A su juicio, forma «parte de un espectáculo que refleja impunidad» y muestra a un rey que «ha malogrado lo que pudo hacer de bueno en algún momento de su vida sirviéndose de las instituciones del Estado para ser un delincuente, un delincuente acreditado«.

Para Garzón, el rey Juan Carlos «se ha sentido siempre con la sensación de que no tenía que rendir cuentas», y de ahí «la forma en que está gestionando este asunto», y demuestra «sentirse suficientemente libre para volver y no tener que dar explicaciones ni pedir perdón, ni siquiera introducir el elemento de la decencia, de la ética, de cualquier tipo de responsabilidad, de empatía, con un país que lleva dos crisis en la última década mientras este señor ha vivido a cuerpo de rey» gracias al «dinero de todos los españoles». Por eso, ha dicho en La Sexta, sugirió que podía «pedir perdón» como hizo a la vuelta de Botswana.

Publicidad