Inicio Actualidad Carta abierta a Guardiola: «Querido Pep»

Carta abierta a Guardiola: «Querido Pep»

Alex Sebastián.- Te hablo desde Guatemala, donde llevo los últimos once años defendiendo los Derechos Humanos. Te cuento desde aquí que me duele España. Y me duele Cataluña. Abro el periódico y no sé si la foto de la calle en llamas que veo es lo que está haciendo el narco en Sinaloa o lo que estáis haciendo vosotros en Barcelona.

Hace unos días te vi en un vídeo aleccionando a los jueces sobre Derecho y dando lecciones sobre Derechos Humanos. Con el debido respeto, Pep, te recuerdo que eres entrenador de fútbol.

Yo de fútbol y de judicatura no voy a hablar, porque no sé. Pero he dedicado mi vida a los Derechos Humanos y te puedo explicar lo que son: son el resultado de una Humanidad unida, sin fronteras, proponiéndose establecer unos códigos mínimos de convivencia, de solidaridad y de paz, donde cada ciudadano pueda convivir con su vecino en armonía independientemente de su ideología, opiniones políticas y, por supuesto, Pep, independientemente de su raza, cultura y lengua. Es decir, los Derechos Humanos son exactamente lo contrario a lo que estáis promoviendo vosotros en Cataluña.

Es una tremenda irresponsabilidad lo que estáis haciendo con esta generación. Desde pequeñitos en las escuelas les habéis contado una historia que es mentira. Les habéis generado una identidad falsa. Y, sobre todo, les habéis llenado de odio contra el diferente. Y ahora que ya han crecido, los tenéis en la calle enaltecidos, enfrentándose a la Policía y quemando los coches y las casas de sus vecinos. Hasta que tengáis vuestro muerto. Entonces tú podrás trasladar la manipulación de las aulas a la prensa internacional, grabando vídeos en inglés, aprovechando tu imagen pública y aprovechando que la gente no se cuestiona que eres una autoridad en el deporte del balompié, pero en nada más.

En España ¿hay represión, como dices? Sí, sí que la hay. ¡Desde luego que la hay! La que ejercéis los catalanes nacionalistas contra los catalanes que no piensan como vosotros. Creo que tenemos mucho que reflexionar todos. Pero sobre todo vosotros, Pep. Por favor, responsabilidad. Dejad de sembrar odio.