Inicio Actualidad Casado avisará en Bruselas de que Sánchez «tiene a España hecha un...

Casado avisará en Bruselas de que Sánchez «tiene a España hecha un desastre»

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, volverá a avisar este miércoles en Bruselas de que el Gobierno «es un desastre y tiene a España hecha un desastre», aunque descartó que esto sea «ir a hablar mal» del país fuera de las fronteras nacionales.

En un desayuno informativo organizado por Europa Press, el líder del PP defendió que hablar «bien de España» es compatible con alertar de la situación que vive el país bajo el Gobierno de Sánchez, y esto es lo que hará en la reunión que mantendrá mañana con los líderes del Partido Popular Europeo.

Así, en Bruselas pedirá que la Comisión Europea «exija tanto a Pedro Sánchez como exigió a Mariano Rajoy» y advertirá de que los riesgos de «intentar alargar la legislatura haciendo gasto público» y con «desviaciones de gasto irresponsables».

Se trata, enfatizó Casado, de «prevenir a la Unión Europea» de que el acuerdo presupuestario rubricado entre el Ejecutivo socialista y Unidos Podemos «es el camino para una nueva recesión». «Es muy irresponsable lo que está haciendo el Gobierno», lamentó.

En esta línea, el líder de los populares sostuvo que de aprobarse estos Presupuestos Generales del Estado, habrá más déficit, más deuda y, por tanto, más paro, siguiendo «la receta de siempre del PSOE».

Casado reconoció que no se fía del Gobierno y por ello no descartó que vaya a «pactar por debajo de la mesa» con ERC, el PDECat o EH Bildu para recabar los apoyos necesarios para sacar adelante las cuentas públicas en el Congreso de los Diputados.

Ahora bien, Casado pidió al Gobierno que «deje de dar indicaciones irresponsables a los jueces» con respecto a la causa del ‘procés’ y dijo que espera que este extremo no forme parte de ningún acuerdo presupuestario o pacto oculto.

También se refirió a la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que recoge el acuerdo presupuestario, para decir que «no hay antecedentes históricos» de incremento «de golpe del 22%». «Nosotros quisimos hacerlo de forma gradual, ya que a todos nos gusta que suban los salarios», apostilló.

Finalmente, reflexionó que esta subida del SMI «probablemente» sea «precursora» de una subida del entorno del 20% del resto de salarios, ya que los demás trabajadores harán «cola» en Recursos Humanos para pedir subidas de forma proporcional. En este punto, se preguntó si la economía española está preparada para ello.