Inicio Actualidad Casado pide un empujón final para “ayudar a Juanma Moreno a recuperar...

Casado pide un empujón final para “ayudar a Juanma Moreno a recuperar la dignidad de Andalucía”

El presidente del PP, Pablo Casado, ha reclamado este martes a sus electores un “empujón final” para “ayudar” al candidato a la presidenta de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, aprovechar la “oportunidad de cambio” y a “recuperar la dignidad de esta tierra tras 40 años en blanco y negro, con casos de corrupción, con cifras de desempleo” y “con mala cobertura de los servicios básicos”.

Así ha cerrado Casado una comida mitin ante cientos de afiliados y simpatizantes en El Ejido (Almería), donde ha apelado nuevamente al voto de sus seguidores el próximo 2 de diciembre para acabar con “esa alianza de los que nos echaron de forma vergonzante en la moción de censura”, puesto que “la dignidad y el fortalecimiento institucional comienza en Andalucía”, según ha dicho antes de animar a los asistentes a plantearse estas elecciones como “la primera piedra de la recuperación de España”.

Los populares han recordado la fortaleza que han demostrado en la provincia de Almería en los últimos comicios y han reivindicado su labor una vez que han conseguido la confianza de los votantes. “Volveremos a ser el partido más votado en la provincia de Almería. Tengo mis quinielas y creo que voy a fallar poco”, ha apuntado al respecto el presidente del PP de Almería, Gabriel Amat, quien junto a otros dirigentes como portavoz adjunto en el Congreso Rafael Hernando ha acompañado a Casado durante toda la jornada.

Así, el presidente de los populares se ha recorrido buena parte del Poniente almeriense y ha visitado El Ejido por tercera ocasión, donde ha vuelto a trasladar la postura de su partido en torno a la inmigración y su “preocupación” por la última “oleada” de pateras, de la que ha culpado al “efecto llamada irresponsable del Gobierno”, según ha trasladado durante su estancia en Adra.

Tras un paseo electoral de media hora por la abderitana avenida Natalio Rivas, en el que ha aprovechado para comprar el libro infantil ‘Cuentos para educar a niños felices’ y adquirir una caja de propóleo en una farmacia para el cuidado de la garganta, el líder del PP ha incidido en su discurso que la “demagogia” del Ejecutivo en cuanto a la inmigración irregular es también “aprovechada por las mafias para seguir explotando a las personas que quieren venir a Europa” al tiempo que pone “en riesgo nuestras fronteras y el Estado de Bienestar”.

“Hemos dicho siempre que no puede haber papeles para todos, el Estado de Bienestar no es ilimitado”, ha recordado horas después ante el electorado tras haber visitado un invernadero y el centro universitario analítico municipal de El Ejido.

En la misma tónica se ha pronunciado su ‘número 1’ por Almería, Maribel Sánchez, quien ha invitado a los ciudadanos a alejarse de posturas populistas y otras irreales. “No hay papeles para todo, sintiéndolo mucho”, ha apostillado en su intervención en la que ha reclamado una inmigración “ordenada” y “regulada”.

Casado ha recalcado su discurso sobre la inmigración para apuntar que “aquellos que vengan serán bienvenidos si vienen de forma regular, legal y con una vinculación a un mercado de trabajo” con el que evitar “guetos” y “exclusión”. “Quien viene a España no es para aprovecharse del Estado de Bienestar sino para trabajar, progresar y aportar a la sociedad”, ha dicho antes de mostrar también su rechazo al ‘turismo sanitario’.

El presidente del PP ha levantado aplausos asimismo ante el auditorio al reivindicar la llegada de la Alta Velocidad en Almería y al reivindicar el “agua para todos”, por lo que ha apelado a la gestión que realizan los alcaldes, diputados y senadores de su partido para reclamar nuevamente el voto y propiciar un cambio en el Gobierno andaluz que “solo puede encarnar el PP”.