Inicio Actualidad Casado, sobre los escándalos de los ministros: “El problema lo tiene Sánchez”

Casado, sobre los escándalos de los ministros: “El problema lo tiene Sánchez”

Pablo Casado, en un acto electoral del PP en Roquetas de Mar

El presidente del PP, Pablo Casado, centra hoy su campaña en Cádiz, ya en la recta final antes de las elecciones autonómicas andaluzas del 2 de diciembre. En un desayuno informativo, organizado por «La Voz de Cádiz», se ha referido a la larga lista de escándalos que afectan al Gobierno, el último sobre Borrell, y ha advertido de que «el problema lo tiene Sánchez». En ese sentido, ve imprescindible una regeneración no solo en Andalucía, sino en toda España.

Sobre el caso que afecta a Borrell, multado por la CNMV con 30.000 euros por información privilegiada al vender acciones de Abengoa. Ha pedido explicaciones a Borrell, al secretario de Estado de Energía que le pasó la información, y al presidente del Gobierno, para que diga por qué usa una doble vara de medir.

Borrell se une a una larga lista de ministros salpicados por escándalos, en la que están incluidos Dolores Delgado, Nadia Calviño, Pedro Duque e Isabel Celaá: «El problema lo tiene el señor Sánchez. La regeneración no solo pasa por Andalucía, sino también por el resto de España», advierte el líder del PP.

«Humillación» por Gibraltar

En Cádiz, Casado ha subrayado la «humillación» de España por el acuerdo sellado por Sánchez sobre Gibraltar. «Era una oportunidad para acabar con diferencias económicas y sociales separadas por una verja en el Campo de Gibraltar», ha señalado. «Era una oportunidad histórica», que se ha perdido, por la «incompetencia para negociar».

«Lo más grave, si no llega a ser por ABC, que lo sacó en exclusiva, es que Sánchez intentara engañar» a los españoles, ha advertido Casado.

Recuperar Educación

Entre las propuestas que ha planteado Casado destaca la «bajada masiva de impuestos» en Andalucía, y la recuperación de la competencia de Educación por parte del Estado, para vertebrar su contenido en toda España. En la propuesta del PP se incluye un papel mucho más relevante de la Alta Inspección, una selección nacional de profesorado, el «DIR» educativo, una evaluación común para todos, una enseñanza bilingüe y un currículum común que debe ser cumplido.

«Poca discusión competencial hay, lo que hay es sentido común», ha subrayado Casado. También propone en Sanidad un sistema nacional de verdad, «no se entiende que España tenga distintos sistemas sanitarios, intensificando la unidad del sistema sanitario». «Está bien transferido en su administración a las Comunidades, pero es el Estado el que tiene que garantizar la igualdad de servicios públicos y calidad».

Casado ha dejado claro que el Estado de las Autonomías es un éxito, y no ha propuesto abrir en canal la Constitución para eliminar las Comunidades. El líder del PP cree que no hace falta una reforma agravada del Título VIII de la Constitución, y defiende una reforma legislativa. «La izquierda se pone muy nerviosa», ha constatado.

El líder del PP ha explicado que su partido ha hablado con los presidentes autonómicos de su partido, y están de acuerdo con la reforma que plantea: «He hablado con Feijóo, con Garrido, con Herrera, López Miras y Ceniceros, hemos tenido una sectorial de consejeros de Educación, y el modelo está muy claro, respetamos las autonomías, y dejamos claro que la competencia es estatal, aunque la administración se acerque al prestatario». «Esa competencia el PP la va a ejercer sin complejos».

Sobre inmigración, propone una política regulada, ordenada y vinculada a un mercado de trabajo, pero también solidaria. «Quien venga aquí a delinquir se ha equivocado de país». Casado ha tachado de «irresponsable» a quien defiende una política de puertas abiertas. «Las mafias se aprovechan de la inmigración irregular».

Ante la presencia de Juan José Cortés, padre de Mari Luz, asesinada en 2008, Casado ha recordado su propuesta para sumar dos nuevos supuestos de prisión permanente revisable: secuestro que acabe en asesinato y ocultación de cadáver. El líder del PP ha subrayado que su partido defiende en solitario en el Congreso esta condena de prisión permanente revisable, que ya se ha aplicado a cinco personas en España.