Inicio Actualidad Casillas y Adrián mantienen vivo al Oporto ante la Roma (2-1)

Casillas y Adrián mantienen vivo al Oporto ante la Roma (2-1)

El Oporto salió vivo del Olímpico de Roma gracias a una actuación notable de Iker Casillas, que paró todo lo que le llegó durante los primeros 70 minutos. Un iluminado Zaniolo logró batirle en dos ocasiones, el primero cómodo en el área pequeña y el segundo a placer, con el madrileño batido. Pero Adrián, con el 2-1 que ejecutó, da esperanzas a los portugueses en la vuelta en Do Dragao tras un partido gris ante los giallorossi.

La primera mitad fue prácticamente intrascendente. Tuvo pocas aristas de entretenimiento, pocos picos de emoción regalaron Roma y Oporto en el Olímpico de la capital italiana. Si tuvo un par de sustos Iker Casillas, que veía como su equipo era dominado por el cuadro local, que llevó la batuta pero no llegó a perforar el arco del español, bien cobijado bajo los tres palos.

Estuvo correcto el guardameta madrileño aunque tuvo un par de sustos en los primeros 45 minutos. Su equipo generó poco pero la Roma sí se pasó rondando su área bastante tiempo. En una de esas, la falta de entendimiento con Brahimi casi acaba en lío. El ex del Granada no escuchó a Iker y despejó un balón en el área que era ya del meta. Estuvo ágil Casillas para interceptar un centro lateral de los giallorossi, aunque su despeje acabó en la frontal del área y tuvo que aparecer para blocar un disparo muy centrado. La que tuvo Edin Dzeko en los últimos minutos del primer tiempo fue la ocasión más clara hasta ese momento. El bosnio controlaba un balón en el área, dejaba sentado a un defensor luso, y disparaba a placer ante Casillas pero su disparo se estrellaba en el poste, salvando al meta madrileño. No se olvidó de agradecérselo el español.

La Roma saltaba tras el descanso con la misma intensidad. Cristante exigió los máximos reflejos a Casillas con un potentísimo disparo dentro del área al que el español respondió con los puños para abortar el peligro de gol. Pero el Porto demostró estar vivo y muy dentro del partido en un saque de esquina que cabeceó Danilo rozando el poste izquierdo de Mirante, haciendo temblar a todo el Olímpico.

Zaniolo derriba al muro

Venía de salvar a su equipo con otro gran disparo que alocó seguro, pero si la zaga portuguesa permite que Dzeko controle, en el área, se gire y ceda para Zaniolo, una de las grandes esperanzas del fútbol italiano, la cosa se complica. El joven giallorossi controló con la derecha dejándose la pelota cómoda para batir a Casillas con un disparo cruzado y derribar el muro que  fue el español durante 70 minutos.

Con el Oporto volcado, la Roma encontró muchos más espacios. En una de esas, Dzeko dirigió una contra que hizo suya. Se plantó hasta el borde de la frontal y soltó un derechazo que acabó estrellándose, otra vez, en el poste. Pero esta vez Casillas no gozaría de la fortuna de la madera, el rebote le caía en los pies de nuevo a Zaniolo, que hacía su doblete a placer.

Adrián da esperanza y Casillas salva

Había saltado antes del 1-0 de Zaniolo el español Adrián López pero no fue hasta el 80′ cuando aparecía el ex del Atlético de Madrid, Málaga o Deportivo de La Coruña, entre otros. El delantero cazaba un balón dentro del área que, tras revisión del VAR, fue claro que no estaba en fuera de juego. Su contacto con el balón fue directamente su disparo, que servía para batir a Mirante, a bocajarro.

El partido se volvería loco en los compases finales, con idas y venidas de ambos equipos y el resultado pudo moverse más. Pero el 2-1 no se movería más y dejaría todo por resolver en Do Dragao. Todo ello, gracias a una parada milagrosa de Casillas en el último segundo. Iker sigue siendo leyenda.