Inicio Actualidad Castilla-La Mancha admite que pagó a la empresa que sufragó las campañas...

Castilla-La Mancha admite que pagó a la empresa que sufragó las campañas del PSOE un sobreprecio del 150%

La Junta de Castilla la Mancha admite que pagó a la empresa Cuadrifolio contratos con un sobrecoste de hasta el 150%, bajo la presidencia del socialista José María Barreda.

El Juzgado de lo Penal nº 13 de Madrid absolvía la semana pasada al actual director de OKDIARIO, Eduardo Inda y a los periodistas Esteban Urreiztieta, Casimiro García-Abadillo y Santiago González de los delitos de injurias y calumnias que le atribuía el Grupo Cuadrifolio, propiedad de Manuel Téllez, por las informaciones publicadas en el diario El Mundo.

En un informe de los servicios jurídicos de la Junta de Castilla la Mancha, al que ha tenido acceso OKDIARIO, denuncia que se “incrementan sustancialmente los costes proyectados para las Ferias internacionales y las promociones en terceros países”.

“En 2011”, añade, estaban presupuestados 800.000 euros, mientras que finalmente, se incurrió en gastos de 1.039.788 euros. Por ejemplo, London Wine tenía un presupuesto de 100.000 euros y se incurrió en gastos de 216.303 euros, más de 100% del presupuesto. En concreto, sólo el coste del stand contratado con Cuadrifolio Diseño, S.L. costaba más del presupuesto total: 124.490 €. La Vinexpo de Burdeos incrementó el coste en más de 150%”.

Sorprendentemente, el Ministerio Fiscal en un informe posterior al presentado por los servicios jurídicos de la Junta no apreciaba el citado sobreprecio.

Informe de los servicios jurídicos de la Junta de Castilla y León.

El informe jurídico elaborado por los servicios jurídicos de la Consejería de Presidencia de Castilla La Mancha destaca que “la celebración de los contratos” entre las empresas del Grupo Cuadrifolio y la Fundación Tierra de Viñedos (perteneciente a la Junta de Castilla La Mancha) “es meramente verbal y no sigue ningún tipo de procedimiento de adjudicación, aunque constan cuantías superiores a las de un contrato menor en numerosas contrataciones”.

No se ha encontrado en la documentación analizada“, añade, “ningún tipo de referencia a concurso público o motivación en la contratación. Circunstancia especialmente grave cuando se trata de contrataciones que exceden los límites de un contrato menor”.

No consta que se realizaran comparativas de precios para conocer presupuestos ofrecidos por otras empresas del sector que pudieran constatar la adecuación del precio al mercado o la adecuación de la prestación de los servicios o del suministro” señala el informe jurídico de la Junta de Castilla La Mancha.

“La no existencia de soporte documental dificulta el conocimiento de las circunstancias que dan lugar a la contratación. Ha de concluirse una falta absoluta de diligencia en la administración y gestión de la contratación por parte de los responsables de la Fundación“, concluye.

2,8 millones facturados sin contratos

En la sentencia, el juez concluía que la Junta de Castilla-La Mancha bajo el mandato del PSOE amañó de manera sistemática contratos públicos, pagó sobreprecios y llegó a adjudicar 2,8 millones públicos con meras órdenes verbales a Cuadrifolio, la empresa a la que el partido le encargaba sus trabajos electorales en diversas zonas de España.

Concretamente, el juez relataba que dichos sobreprecios también los advirtió el Gabinete Jurídico de la Junta, que ha llegado a certificar de forma “contundente y demoledora” que “que 2.841.047,71 euros facturados a Cuadrifolio Diseño, S.L., responden a una contratación meramente verbal y en la que no se siguió ningún tipo de procedimiento de adjudicación”. “Así pues”, añade, “la información relativa a sobreprecios no puede estimarse temeraria desde el momento en que incluso es afirmada por un servicio oficial, el de Asesoramiento Jurídico de la Junta”.

Según la sentencia, el Gobierno castellano manchego de José María Barreda llevó a cabo “una masiva adjudicación de contratos menores” a la citada compañía, a la que el PSOE encargaba paralelamente la organización de sus mítines: “Se han apreciado abundantes ejemplos de contrataciones administrativas que presentan indicios de fraccionamiento, con adjudicación directa de contratos referidos a un mismo evento o prestación a diversas empresas del mismo grupo empresarial”.