Inicio Actualidad Castillo reparte puestos entre grupos vinculados al comunismo en Perú

Castillo reparte puestos entre grupos vinculados al comunismo en Perú

Pedro Castillo viene repartiendo entre sus socios y simpatizantes puestos clave del Estado peruano, como la designación como prefectos regionales -funcionarios que representan al Ejecutivo en sus respectivas jurisdicciones- de trece integrantes de la Federación Nacional de Trabajadores en la Educación del Perú (Fenatep), grupo sindical derivado del Comité Nacional de Reorientación y Reconstitución del Sutep (Conare-Sutep), ala considerada como la más radical del magisterio y grupo vinculado al Movadef.

Cabe recordar que el Movadef (Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales) es una organización creada en 2009 cuyo objetivo es conseguir la liberación de terroristas del Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso (PCP-SL) implicados en atentados y diversos crímenes de lesa humanidad.

En 2011, el Movadef intentó inscribirse como partido político ante el Jurado Nacional de Elecciones, pero su solicitud fue rechazada por tener «una ideología contraria a los principios democráticos».

Durante la reñida y altamente polarizada segunda vuelta electoral, el exministro del Interior, Carlos Basombrío, alertó sobre la presencia de agentes vinculados a la subversión comunista entre los aliados de Pedro Castillo, recordando como este, liderando el Conare-Sutep, dirigió la violenta huelga magisterial que puso en jaque al gobierno del entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski.

“La gente que conoce un poco a ese gremio sabe que su origen y actuación están vinculados con Sendero Luminoso y, además, tiene propuestas radicales para el país. Castillo se presenta como un lobo disfrazado de cordero y nadie lo ha desenmascarado. Como exministro puedo dar fe de que Castillo estaba vinculado con Sendero Luminoso”, aseveró en una entrevista a Perú21.

Y respecto a este delicado tema, uno de los nombramientos de Castillo no ha hecho más que encender las alarmas. Se trata de la designación como prefecto de Apurímac -sierra sur peruana- de Eliseo Huamaní, miembro fundador del Conare-Sutep y parte de la Fenatep.

Huamaní, junto a otros miembros del Conare-Sutep, fue incluido por la policía en 2014 en un atestado por el presunto delito de terrorismo.

Esta progresiva infiltración en el aparato estatal de personas con relación directa con grupos subversivos no es novedosa. Guido Bellido, ex primer ministro de Castillo y actualmente congresista por el partido de gobierno, Perú Libre, es investigado por el presunto delito de apología al terrorismo y por la presunta comisión del delito de terrorismo junto al fundador y secretario general del partido oficialista, Vladimir Cerrón.

Bellido fue blanco de críticas desde que apareció en escena pública por sus declaraciones que rayaban con la simpatía hacia el movimiento terrorista PCP-SL que desangró el Perú entre 1980 y 2000. De hecho, en una publicación que hizo en su cuenta de Facebook el 27 de julio de 2019, el expremier de Castillo dijo suscribir un texto en el que se citaba al recientemente fallecido cabecilla terrorista Abimael Guzmán, apodado por sus seguidores como “presidente Gonzalo”.

El texto original pertenecía al pensador comunista peruano José Carlos Mariátegui, que indicaba que “si la revolución necesita violencia, autoridad, disciplina, estoy por la violencia, por la autoridad, por la disciplina, las acepto en bloque con todos sus horrores, sin reservas cobardes”. Más abajo, se leía también una interpretación de esta cita de Mariátegui que hizo el terrorista Guzmán en una conferencia denominada “Para entender a Mariátegui” en la Universidad San Cristóbal de Huamanga en 1968.

Por otro lado, Iber Maraví, extitular del Ministerio de Trabajo y apodado por la prensa como “el ministro del terror”, también fue cuestionado por estar vinculado con atentados terroristas de acuerdo con atestados policiales. A puertas de una censura en su contra por parte del Congreso de la República, Castillo se vio obligado a cambiar su gabinete.

Sendero va ocupando el Estado en Perú

Para el exministro del Interior, Fernando Rospigliosi, las designaciones de Huamaní como prefecto regional de Apurímac y Cinthya Lindo Espinoza en Piura, demuestra que Sendero Luminoso “sigue asaltando posiciones en el Estado peruano”.

“El Director de Gobierno del Mininter [Ministerio del Interior], el que tiene a su cargo los prefectos, es un profesor chotano del Fenate, José Segundo Rafael Heredia, que también ha nombrado como prefecta de Áncash a la profesora Manuela Méndez Rojas, dirigente del Conare (la anterior fachada de SL en el magisterio) en Recuay; a Roger Apolinar Ortiz, del Partido Magisterial, un organismo creado por el Fenate, como prefecto de Lima provincias; a Ronald Llanos Gálvez, también del Fenate, en Amazonas; a Eudis Laureano Salinas -Fenate- en Pasco; Guillermo Rea Tito, Fenate, en Moquegua. Estos son solo algunos de los individuos vinculados a los organismos generados por SL que ahora se dedican a propiciar los objetivos políticos de esa organización desde cargos públicos”, advirtió Rospigliosi en una columna de diario Expreso.

En esa misma línea, el congresista Roberto Chiabra, integrante de la Comisión de Defensa del Congreso peruano, aseguró en una entrevista que los nombramientos de prefectos afines al sindicato de Castillo son para tender una “red de ojos y oídos” para señalar personas que no son afectas al gobierno comunista e iniciarles una campaña de desprestigio, algo clave en este 2022, en el que se realizarán elecciones para alcaldes y gobernadores.

“Estos prefectos y subprefectos, junto a los ronderos, tendrán como tarea, a nivel nacional, continuar con la campaña de la Asamblea Constituyente y el cambio de la Constitución y lograr su objetivo de quedarse en el poder”, dijo.


Publicidad