Inicio Actualidad Cataluña notifica 632 muertos el mismo día que avanza en la desescalada

Cataluña notifica 632 muertos el mismo día que avanza en la desescalada

El número de fallecidos asciende en España a 56 en las últimas 24 horas. Ayer el dato era ligeramente más bajo, de 48, pero no se contaba con los fallecidos de Cataluña. Hoy sí se han facilitado y el número de fallecidos de esta comunidad asciende a tres. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ya había asegurado ayer que aún con los datos de esta comunidad se llegaba a la media centena de muertos en total. La buena noticia es que las cifras siguen por debajo de la centena por sexto día consecutivo. «Mantenemos una cifra favorable equivalente a los días previos y siempre por debajo de cien, es una cifra que evoluciona muy correctamente a la par que la epidemia con este ritmo muy descendente en el que nos aproximamos a una fase final que permite el cambio de escenarios», apuntó Simón.

En cuanto a los contagiados confirmados por PCR el total aumenta a 234.824, habiéndose producido 446 en las últimas 24 horas, «lo que hace que la tasa de incidencia en los últimos 14 días en España sea del 15,5 por ciento», dijo Simón, y agregó que «estos nuevos casos están en línea con los últimos días aunque algo más elevados». Ayer la cifra era de 344, también sin los datos de Cataluña. ¿Los motivos? «En los dos últimos días Cataluña está teniendo que validar la información, los datos tienen algunas incongruencias», apuntó el médico. «A día de hoy nos han dado 150 contagios, es decir, un tercio del total de los nuevos casos en España provienen de esta comunidad».

«No es baladí que no podamos saber lo que pasa en Cataluña»

Preguntado por cómo es posible que Cataluña puede pasar de fase en sus distintas zonas teniendo datos incongruentes, Simón dijo que las decisiones «se toman con datos de hasta el día lunes o el día en que se entrega la información (lunes por la tarde o martes), por lo que la valoración del cambio de fase se hace en base a estos. Las dudas que teníamos fueron resueltas y la información extra fue aportada correctamente y sí que es cierto que con los datos de ayer por la tarde que podíamos asumir que eran un problema puntual hoy nos han preocupado mucho. El problema que hemos tenido ayer y hoy nos ha sorprendido. No es baladí que no podamos saber lo que está pasando realmente en Cataluña. Sabemos que está asociado a una zona concreta pero nos preocupa porque podría pasar en otras.

Simón advirtió de que «si no se soluciona este problema en los próximos días, a nivel más alto se tendrán que tener las negociaciones necesarias para asegurar la seguridad de los catalanes y de los españoles».

688 muertos entre ayer y hoy pero Sanidad notifica 56

Las cifras de muertos de hoy (28.628) es de si se restan a las de ayer (27.940) es de 688 más. Sin embargo, la cifra de nuevos fallecidos según Sanidad es de 56 (por lo que 632 corresponderían solo a Cataluña). Simón ha explicado que «estas semanas siempre ha habido un dato que no encaja, que se tiene que ir corrigiendo, ya sea por exceso o defecto. En este caso, está asociado a los datos de Cataluña en los que han hecho una notificación muy importante de casos. Con el proceso de validación han podido corregir los datos referentes a fallecidos, pero no el de contagios. Habían notificado varias centenas de muertos pero eran antiguos, y por la razón que fuera, a lo largo de un periodo importante de días no habían sido ubicados en el día que les correspondía. Se notificaron todos esta mañana y una vez que han hecho la verficación se han dado cuenta de que los que tenían fecha de ayer eran únicamente tres».

Incidencia en España

En su evaluación diaria, Simón dijo que «todo va hacia adelante, no hay pasos atrás pero hay que ser precavidos porque se han detectado en algunas zonas pequeños brotes reducidos que han implicado temer que tomar acciones muy quirúrgicas que no han tenido ningún impacto real en la evolución de las diferentes provincias y además, una gran parte de esos casos asociados a los brotes habían tenido fecha de inicio de síntomas anteriores y, por lo tanto, el brote en sí era más pequeño de lo que inicialmente podría parecer. En cualquier caso, ningún brote llegaba a la decena», dijo Simón.

El experto dijo que los nuevos casos diagnosticados en España a fecha de ayer en realidad son 33, «con la excepción de Cataluña que no ha dado esa información y no la hemos usado por el problema de validación, y sabemos que en los últimos 7 días (sin contar Cataluña) se han notificado un total en toda España de 135 nuevos casos, lo que nos pone en una situación muy buena». La provincia de mayor incidencia (20/25 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 7 días) es Soria. Teruel ha tenido una incidencia acumulada en los últimos 7 días es de 15 casos «pero se deben a un brote muy concreto en una zona rural y que ha estado controlado y además tenían fecha de inicio de síntomas relativamente antigua». Lo que quiere decir es que los números de casos «van muy bien en España y sabemos que con esta acción más detallada en cuanto a vigilancia, que nos permite detectar los casos antes y reaccionar más rápido, está permitiendo hacer localizadas en puntos muy concretos en los que rápidamente sabemos lo que está pasando». La evolución de la incidencia global en España (15,5 por cada 100.000 habitantes) sigue la misma evolución que hemos estado viendo en estas semanas previas».

En concreto, en los últimos tres periodos de 14 días, del 10 al 23 de abril, la incidencia por 100.000 habitantes era de 102 casos; en el siguiente periodo, es decir, del 24 de abril al 7 de mayo, fue de 40 (es decir, por debajo de la mitad del anterior); y, por último, del 8 al 21 de mayo la incidencia es de 15,6 por ciento, «cerca de un tercio de lo que teníamos en el periodo anterior».

¿Por qué Granada y Málaga se quedan en fase 1?

En cuanto al no avance de Granada y Málaga a la fase 2 como el resto de Andalucía, Simón dijo que «pasaron a fase 1 la semana pasada, llevan una semana, y uno de los criterios para pasar es estar un mínimo de 15 días en cada una de las fases. Las comunidades de Granada y Málaga tiene capacidades para diagnóstico precoz, respuesta rápida, asistencia sanitaria en caso necesario, atención primaria que permita la gestión domiciliaria de los casos y de los contactos y una evolución epidemiológica muy buena como toda Andalucía, pero al no haber estado al menos esos 14 días en fase 1 y al tratar de mantener un criterio homogéneo, deberían estar en la fase 1».

Respecto a una posible reducción de la duración de la fase 1 en la Comunidad de Madrid, Simón insistió «en que el criterio básico es estar 15 días. Sí que es cierto que ese criterio no está grabado a fuego, aunque consideramos que es mejor flexibilizar en fases más avanzadas que en la primera, aunque teniendo claro que el criterio básico son dos semanas. El resto se valorará detalladamente: la evolución de la epidemia, la calidad de la información y sobre todo, se le irá dando el peso adecuado a los diferentes indicadores con criterios que usamos para valorar la posibilidad o no de cambio de fase. Esos criterios van variando en su peso a medida que avanza la epidemia: la situación epidemiológica a nivel global ahora mismo es en general nueva, no va a ser uno de los criterios que vayan a modificar la decisión de cambio de fase; ahora lo que tiene más peso es la capacidad de detección precoz, reacción rápida, el seguimiento de casos por parte de Atención Primaria…es decir, lo que nos va a permitir reaccionar de forma más rápida y localizada», explicó el experto.

En este sentido, Simón añadió que lo ideal sería que ninguna provincia diera un paso atrás «sino ser capaces de trabajar de forma localizada en un territorio muy pequeño».

Efectos secundarios de la hidroxicloroquina

Sobre el estudio de la prestigiosa revista Lancet sobre la hidroxicloroquina en pacientes con Covid-19 y el aumento de la frecuencia de arritmias en los pacientes, Simón dijo que este medicamento «se usa para la prevención y tratamiento de la malaria, pero sabemos que produce muchos efectos secundarios en principio leves en alrededor de un 7 por ciento de las personas que la toman durante periodos largos. Uno de estos efectos secundarios, menor al 7 por ciento, es el de las arritmias, que suelen ser leves. El problema con este medicamento es el tiempo, no creo que si muestra un efecto de reducción del riesgo de infección debamos decir que no se use, pero sí hay que controlar las dosis, del tiempo de su uso y tener cuidado de dárselo a quien no puede tomarlo».