Inicio Actualidad Catalunya sólo permitirá a bares y restaurantes el servicio de comida para...

Catalunya sólo permitirá a bares y restaurantes el servicio de comida para llevar durante 15 días

Las nuevas restricciones que ha hecho públicas hoy la Generalitat de Catalunya por el aumento de la incidencia de la pandemia por coronavirus, que se aplicarán a partir de la noche del jueves al viernes y tendrán una vigencia de 15 días, dejarán a los bares y restaurantes sin servicio dentro del local y en la terraza, quedando reducida su actividad al servicio de comida para llevar . También se verán afectados por las nuevas medidas adoptadas por el Govern los centros comerciales, gimnasios, cines y teatros y parques infantiles.

Respecto a los centros comerciales, se establece un límite del 30% del aforo para las grandes superficies y las tiendas de más de 400 metros cuadrados, los espacios comunes permanecerán cerrados. Los gimnasios verán reducido su aforo al 50% siempre con cita previa, también los cines y teatros se quedarán con la mitad de las butacas. Los “servicios con contacto” no podrán abrir al público a excepción de las peluquerías, al entenderse que son un servicio esencial para la higiene. También quedan suspendidas las competiciones deportivas, exceptuando las de ámbito estatal y profesional, y los parques infantiles deberán cerrar a las 20 h.

Teletrabajo y clases online en la universidad

“Es necesario actuar hoy para evitar una confinamiento total en las próximas semanas”, ha advertido el vicepresident de la Generalitat y president en funcions, Pere Aragonès, quien ha admitido que las nuevas restricciones, que deberán ser ratificadas por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, han sido “difíciles” de tomar “pero del todo imprescindibles” debido a que las “cifras son muy preocupantes”. “Son medidas dolorosas pero necesarias si se quiere evitar el colapso del sistema sanitario”, ha subrayado.

En este sentido, ha recordado que Catalunya está ahora en una incidencia de 362,16 casos por cada 100.000 habitantes, “un riesgo extremadamente alto”, que la ratio de propagación se sitúa en el 1,37, cuando lo recomendable seria estar por debajo de 1, y que el porcentage de positivos en las pruebas PCR es del 8,37%, cuando la OMS recomienda estar alrededor del 5%.

Reducir la movilidad y la interacción social

Aragonès ha pedido a la ciudadanía “reducir la movilidad y limitar las interacciones sociales” y ha invitado a las empresas a “promover el teletrabajo siempre que sea posible” y a las universidades “el estudio a distancia”.

Asimismo, ha recordado que el pasado marzo y abril se perdieron “demasiadas vidas” y que ahora hay que “anticiparse” para “salvar vidas” y propiciar que queden espacios libres para camas de críticos en los hospitales.

Todas estas nuevas medidas responden al ascenso de la incidencia de la pandemia en Catalunya. El Govern cifra el aumento de casos que se espera para la semana que viene en un 30%, según informó en su reunión reciente con patronal y sindicatos.

El virus multiplica su expansión

Por su parte, la consellera de Salut, Alba Vergès, ha argumentado que estas nuevas restricciones se toman ahora “y no en las dos o tres semanas anteriores” porque “la expansión del virus está creciendo”. Y lo ha acompañado de cifras: “Hemos pasado de 7.000 positivos a la semana a 12.000”.

También ha remarcado que la ocupación por casos de Covid-19 en las UCI se acerca al 35%, “una cifra alarmante”, subrayando que hay 189 pacientes críticos y unos 1.000 ocupando camas de hospitalización. “Eso quiere decir que hay muchos profesionales de la sanidad atendiendo a estos pacientes y que no pueden estar a disposición de otros enfermos no Covid”, ha esgrimido.

“Sólo limitando las interacciones sociales y la movilidad podemos frenar el incremento de los casos”, ha advertido al mismo tiempo que ha recordado que este aumento de la incidencia de la pandemia no es exclusivo de Catalunya “sino que afecta de manera generalizada a muchos países”.

Indignación

Los restauradores han recibido con indignación la decisión del Govern de cerrar bares y restaurantes en Catalunya durante 15 días y han avanzado que la impugnarán ante la justicia. Así lo han explicado tanto el director general del Gremio de Restauración de Barcelona, Roger Pallarols, como el secretario general de Fecasarm, Joaquim Boadas.

Antes del anuncio oficial, el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha dado cuenta de esas medidas a los sectores afectados, y Pallarols ha explicado que la reunión había sido “muy tensa”. En declaraciones a los periodistas, Pallarols ha anunciado la impugnación de esas restricciones porque, a su entender, son desproporcionadas y porque hay “determinados derechos constitucionales que no pueden saltarse”, ha dicho.

“Sin medidas de apoyo”

Pallarols ha denunciado que el cierre se impone de manera “inmediata” y sin apenas “medidas de apoyo”, por lo que el Govern “parece que se empeñe en agravar la situación de un sector económico clave para Barcelona”. ”Parece que se empeñen en culpar a la restauración” al limitar su actividad a la entrega de comida a domicilio o a servirla para llevar, “volviendo a una especie de fase 0”, ha subrayado.

Por ello, ha reclamado al Govern que articule mecanismos para que el sector pueda seguir operando y que “no destruya el motor de la economía catalana”, ya que de esta manera está “destruyendo la manera de ganarse la vida de muchas familias”. “No puede ser que la Covid-19 se lleve por delante todo nuestro tejido productivo”, ha lamentado.

¿Apruebas las restricciones en bares, restaurantes y comercios en Catalunya por los rebrotes de la Covid?