Inicio Actualidad Catar anuncia que se retirará de la OPEP en enero

Catar anuncia que se retirará de la OPEP en enero

El ministro de Energía de Catar, Saad al Kaabi, ha anunciado este lunes que su país tiene previsto retirarse de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en enero del 2019, una decisión que llega en el marco de un plan estratégico a largo plazo en materia energética.

La decisión del Gobierno catarí, que es uno de los más pequeños productores de la OPEP pero uno de los mayores exportadores de gas natural del mundo, se enmarca en las medidas que está adoptando para tratar de potenciar su peso a nivel internacional y en el marco de una estrategia energética a largo plazo, más centrada en la industria gasística, según ha explicado el ministro.

“Catar ha decidido retirarse de la OPEP con efectividad desde enero del 2019 y esta decisión ha sido comunicada esta mañana a la OPEP”, ha asegurado el ministro de Energía en una rueda de prensa, antes de señalar que su Gobierno asistirá esta semana a la reunión de la OPEP en Viena.

El anuncio de la retirada de Catar llega antes de que la OPEP se reúna con sus aliados, incluida Rusia, el jueves y el viernes para hablar sobre la posibilidad de recortar el suministro de petróleo. El ministro catarí ha dicho que la decisión no ha sido fácil para Catar, que ha estado en la OPEP durante 57 años, pero ha señalado que el impacto en la producción de la organización ha sido pequeño.

Apuesta por el gas natural

Al Kaabi ha afirmado que Catar continuará cumpliendo sus compromisos como cualquier otro país productor de crudo que no forma parte de la OPEP. La decisión de retirada refleja la intención de Catar de centrar su esfuerzos en el desarrollo de su industria de gas natural, según ha explicado el ministro, en un momento en el que las autoridades cataríes quieren hacer aumentar su producción de gas natural licuado de 77 millones a 110 millones de toneladas al año.

Al Kaabi ha dicho que la decisión de retirarse de la OPEP no tiene relación alguna con el boicot político y diplomático que mantienen desde junio del 2017 en su contra Arabia Saudí, principal potencia de la organización petrolera, y otros tres países de la región.