Cebrián: “Las redes sociales promueven el populismo”

Internet ha provocado un cambio de civilización que ha puesto contra las cuerdas a los medios. El modelo tradicional ya no funciona y es necesario “aceptar el cambio y buscar soluciones”, señaló este viernes el presidente ejecutivo de PRISA (Grupo editor de EL PAÍS), Juan Luis Cebrián, en la 55 Conferencia Anual de Ejecutivos de Perú (CADE), la mayor cita empresarial del país, clausurada este viernes en la ciudad de Paracas. Pero no sólo están en riesgo los medios tradicionales, advirtió Cebrián: “Está en crisis el sistema de representación política de las democracias, que está muy agredido por la actividad de las redes sociales dirigida por países como Rusia y que se ha visto en la eleccion de Trump, Macron, Merkel y lo acabamos de ver en sucesos de Cataluña“.

El presidente ejecutivo de PRISA destacó que esta manipulación cibernética “no es una actividad a favor o en contra de alguien sino que los hackers actúan a favor y en contra, porque lo que quieren generar es confusión y conflicto porque afecta al sistema representativo y a la estabilidad política y económica de los países”.

Este contexto propicia, en su opinión, un caldo de cultivo para la expansión de la posverdad y las fake news en el que es cada vez más difícil distinguir “lo bueno de lo malo, lo auténtico de lo que no lo es”. Además, considera que “las redes sociales están promoviendo el populismo”, una “lacra que opera en los países democráticos y occidentales desde hace muchos años” y que ha vuelto a verse en Cataluña. “Cataluña es un ejemplo de populismo formidable porque los independentistas hablaban en nombre de la democracia pero no hay democracia sin respeto a la ley y vulneraron todas las leyes”, destacó Cebrián.

Frente a esta realidad, subrayó el rol de los medios responsables y rigurosos, que comprueben los hechos, tanto para la formación de la opinión pública, como para aportar elementos de reflexión y contribuir al desarrollo de los países y la democracia. “Es muy importante entender que en una sociedad capitalista sin medios privados perecerá la democracia y la libertad de prensa”, advirtió.

Pérdida de empleos

En su discurso, subrayó la necesidad de que “los poderes públicos sepan que estamos en una restructuración industrial tremenda con enorme pérdida de empleo y que hay que ayudar a un sector en crisis” y puso como ejemplo la situación de la prensa española, que ha perdido el 70% de su facturación publicitaria y el 50% de la circulación en la última década y tiene cada vez más dificultades para enviar a los periodistas a cubrir las noticias in situ por los problemas de financiación.

Entre las posibilidades que se barajan, opinó que las “empresas cotizadas tienen que devolverle a la sociedad otros valores” y citó el trabajo de Google junto al Vaticano “para descubrir cómo valores de la democracia y del humanismo pueden y deben y pueden ser defendidos en las redes”.

Para Cebrián, “la peor manera de gobernar un cambio es negarse a él”, tal y como hicieron durante los primeros años los medios de comunicación y otros sectores de la sociedad. Sin embargo, cree que no hay vuelta atrás y lo que hace falta es encontrar un nuevo modelo de negocio.

Como ejemplo enumeró empresas nacidas de la revolución digital. Facebook se ha convertido en el primer medio del mundo y acapara el 80% de la publicidad digital sin tener redacción; Uber es la mayor compañía de taxis, pero no tiene ni un vehículo; Amazon es la mayor empresa de libros sin ser una editorial convencional; Youtube es la televisión de mayor difusión sin la estructura propia de este medio; y Airbnb, la primera agencia de viajes. “Es mentira que en Internet no se gana dinero, las grandes empresas tecnológicas ganan muchísimo”, remarcó.

La transformación digital fue también uno de los desafíos destacados por el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, en el acto de cierre de la CADE, celebrada bajo el lema Un solo Peru, no más cuerdas separadas, a lo largo de tres días en Paracas, 260 kilómetros al sur de Lima. Entre otras prioridades, Kuczynski citó también la necesidad de extender el acceso al agua potable y al alcantarillado a toda la población y promover un crecimiento económico sostenido que permita sacar a más gente de la pobreza.

“El último año no ha sido fácil, pero las perspectivas están cambiando rápidamente”, dijo el presidente peruano, al mencionar que se prevé que Perú crezca el año que viene un 4%, más que ninguno de los otros grandes países de América Latina. La mejora viene de la mano del aumento del precio de las materias primas, en especial el cobre, que ha permitido un aumento del 10% en las exportaciones tras tres años de caída y estancamiento, según detalló.

Las palabras de PPK chocaron con el pesimismo que se respiró durante estos días en el foro empresarial, que se ha visto marcado por el escándalo de corrupción de Odebrecht, por el que son investigadas grandes firmas de Perú. El combate de la corrupción ha sido uno de los temas más mencionados por políticos y ejecutivos, junto a la necesidad de realizar reformas políticas, económicas y educativas para hacer frente a los desafíos futuros.

Loading...