Inicio Actualidad Celaá la lía con el pin parental de Vox: “Los hijos no...

Celaá la lía con el pin parental de Vox: “Los hijos no pertenecen a los padres”

El Gobierno Central ha mostrado ya su rechazo al pin parental, que propone Vox, y ha anunciado que recurrirá ante los tribunales su implantación en la Región de Murcia al considerar que «vulnera el derecho de los niños y niñas a la educación». Asimismo, ha anunciado este viernes en el Consejo de Ministros que ha remitido un requerimiento al Gobierno de esta comunidad autónoma para la retirada de este pin parental.

Según la ministra Isabel Celaá, vulnera «la competencia que tienen atribuida los centros para tomar decisiones curriculares», así como tratados internacional suscritos por España como la Convención de los Derechos del Niño, la Declaración Universal de los Derechos Humanos o el Memorándum de la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia.

Pero también ha dicho, y ha causado mucho revuelo en redes sociales, que «no podemos pensar de ninguna de las maneras que los hijos pertenecen a los padres».

La medida, defendida por Vox y organizaciones como Hazte Oír, pretende que los padres de los alumnos autoricen de forma previa y expresa la participación de sus hijos en cualquier tipo de actividad celebrada por el centro escolar fuera o dentro del mismo, una vez que han sido debidamente informados sobre ellas.

Los dos primeros párrafos del formulario propuesto por Vox, titulado ‘Pin parental. Solicitud de información previa y autorización expresa’, dicen lo siguiente: «Ante la posibilidad de que mi hijo/a pueda ser adoctrinado en ideología de género contra mi voluntad y contra mis principios y valores morales, a través de contenidos curriculares en asignaturas, actividades tutoriales, talleres y clases sobre ideología de género, así como una educación afectivo sexual que incumpla el artículo 27.3 de la Constitución Española y los derechos que me asisten como padre, para que nuestros menores sean educados de acuerdo con nuestra ideología, nuestras propias convicciones y en el respeto a las mismas.

Por todo lo anterior, me dirijo a usted para solicitarle: Que el Centro que usted dirige nos informe previamente a través de una AUTORIZACIÓN EXPRESA sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones morales socialmente controvertidas o sobre la sexualidad, que puedan resultar intrusivos para la conciencia y la intimidad de mi hijo/a…».

Además, en una segunda página, ofrece las instrucciones que han de seguir los tutores a la hora de rellenarlo y presentarlo. En este sentido, informa de que los padres deben entregarlo por separado: uno lo completará el padre y otro distinto la madre; e indica qué hacer si el centro escolar se niega a aceptar el formulario como acudir con dos testigos o un notario, que levante el acta de la entrega.

Presupuestos de Madrid

Vox también exigirá el pin parental como condición indispensable para aprobar los presupuestos de la Comunidad de Madrid, gobernada por una coalición de PP y Ciudadanos.

La formación de Santiago Abascal reclama nuevamente que los padres de la región tengan la opción de autorizar a sus hijos a ausentarse de las aulas cuando se vayan a impartir contenidos de igualdad o sexualidad. Se trata de un requisito que también se planteó en Andalucía y Murcia para sacar adelante las cuentas de 2020 y finalmente recibió luz verde, aunque todavía no se ha desarrollado.

El grupo de Rocío Monasterio retoma así una medida que ya intentó incluir en el acuerdo de investidura de la popular Isabel Díaz Ayuso, pero a la que acabó renunciando ante la resistencia de la formación naranja a aceptarla. «Creo que un Gobierno como el de la señora Díaz Ayuso y el señor [Ignacio] Aguado, que dicen defender la libertad de los padres, no tendrá ningún problema en defender la libertad de los padres, que es el pin parental», ha señalado.

Aunque aún no se han empezado a negociar los presupuestos, la aritmética parlamentaria es clara y el Gobierno regional sabe que necesita a Vox para aprobarlos. Para que las cuentas salgan adelante es necesario obtener mayoría absoluta frente al bloque de la izquierda, un resultado sólo posible si cuentan con el apoyo de Vox. De este modo, el equipo de Ayuso no tendría otra opción que aceptar el pin parental, un precedente que ya se ha cumplido en Murcia y Andalucía.

Con todo, Ciudadanos mantiene su rechazo a esta medida. Aguado ha advertido que no va a aceptar «ese tipo de fórmulas». No obstante, ha mostrado su predisposición a tender la mano hacia Vox y otras formaciones políticas para «intentar sacar adelante» tanto las cuentas de 2020 como otras leyes autonómicas y que esta legislatura sea «fructífera».