Inicio Actualidad China rechaza el plan de la Organización Mundial de la Salud (OMS)...

China rechaza el plan de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para averiguar el origen de la pandemia

China ha rechazado este jueves un plan de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para una segunda fase de una investigación sobre el origen del coronavirus, que incluye la hipótesis de que podría haberse escapado de un laboratorio chino, según ha afirmado un alto cargo de salud.

La OMS propuso este mes una segunda fase de estudios sobre el origen del coronavirus en China, que incluye auditorías de laboratorios y mercados en la ciudad de Wuhan, pidiendo transparencia a las autoridades.

“No aceptaremos ese plan de rastreo de orígenes, ya que, en algunos aspectos, no sigue el sentido común y va en contra de la ciencia”, ha declarado a la prensa Zeng Yixin, viceministro de la Comisión Nacional de Salud (CNS). Zeng ha reconocido haberse sentido sorprendido cuando leyó por primera vez el plan de la OMS porque en él se recoge la hipótesis de que una violación china de los protocolos de laboratorio podría haber provocado la fuga del virus durante una investigación.

El máximo dirigente de la OMS dijo a principios de julio que las investigaciones sobre los orígenes de la pandemia de covid-19 en China se estaban viendo obstaculizadas por la falta de datos originales sobre los primeros días de propagación en dicho país. Zeng reiteró la posición de China de que algunos datos no podían compartirse por completo debido a la preocupación por la privacidad.

“Esperamos que la OMS revise seriamente las consideraciones y sugerencias de los expertos chinos y trate realmente el rastreo del origen del virus covid-19 como un asunto científico, y abandone la injerencia política”, ha pedido Zeng. China se opone a la politización del estudio, según Zeng.

El origen del virus sigue siendo discutido por los expertos. Los primeros casos conocidos surgieron en la ciudad central china de Wuhan en diciembre de 2019. Se cree que el virus saltó a los humanos a partir de animales que se vendían como alimento en un mercado de la ciudad. En mayo, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó a sus asesores que encontraran respuestas a las preguntas sobre el origen, argumentando que agencias de inteligencia de Estados Unidos estaban analizando teorías distintas entre las que podría encontrarse la posibilidad de un accidente de laboratorio en China.

En la conferencia de prensa, Zeng ha instado a la OMS, junto con otros responsables y expertos chinos presentes, a ampliar los esfuerzos de rastreo del origen a otros países. “Creemos que una fuga de laboratorio es extremadamente improbable y no es necesario invertir más energía y esfuerzos en este sentido”, ha pedido Liang Wannian, el jefe del equipo chino en el equipo conjunto de expertos de la OMS.

Según él, deberían realizarse más estudios con animales, en particular en países con poblaciones de murciélagos. Sin embargo, Liang dijo que la hipótesis de la fuga de laboratorio no podía descartarse por completo, pero sugirió que, si las pruebas lo justificaban, otros países podrían estudiar la posibilidad de que se filtrara desde sus laboratorios.

Una parte clave de la teoría de la fuga de laboratorio se ha centrado en la decisión del Instituto de Virología de Wuhan (WIV) de desconectar sus bases de datos de secuencias genéticas y muestras en 2019. Al ser preguntado por esta decisión, Yuan Zhiming, profesor del WIV y director de su Laboratorio Nacional de Bioseguridad, dijo a los periodistas que en la actualidad las bases de datos solo se compartían internamente debido a la preocupación por los ciberataques.

Publicidad