Chris Froome, positivo en un control de dopaje en La Vuelta a España

Chris Froome, vencedor del Tour de Francia y de La Vuelta este año, dio un resultado anómalo durante un control en la ronda española, según ha comunicado este miércoles la Unión Ciclista Internacional. El corredor excedió los niveles de Salbutamol por más de 1.000 nanogramos por mililitro en un análisis del 7 de septiembre -fue de 2.000 nanogramos por mililitro, según su equipo-. El día 20 de ese mismo mes, Chris Froome recibió la notificación del resultado adverso (AAF por sus siglas en inglés Adverse Analytical Finding). La muestra B del test de orina en el control de dopaje confirmó el resultado positivo. El Salbutamol es un dilatador de las vías respiratorias.

El control fue tras la etapa 18 de la ronda española, con un recorrido de 168,5 kilómetros entre Suances y Santo Toribio de Liébana y con tres puertos de tercera categoría y uno de segunda. Aquel día le metió 21 segundos a Nibali tras un ataque en el puerto final, en los Picos de Europa,. El italiano, ‘Lo Squalo’, quedó segundo en la general que ganó el británico de origen keniata por primera vez, que había quedado en el segundo escalón del podio hasta tres veces.

Salbutamol

La UCI no contempla sancionar por ahora al ciclista porque la detección de Salbutamol no acarrea suspensión provisional según el reglamento

La UCI no contempla sancionar por ahora al ciclista, ya que según el reglamento antidopaje de la UCI, la detección de Salbutamol no acarrea suspensión provisional y su nombre no aparece en el documento de atletas sancionados de forma provisional.

Su equipo, el todopoderoso Team Sky, ha alegado en un comunicado que es por un medicamente contra el asma que sufre desde niño y se queja porque según ellos este proceso debería ser confidencial. Además, apunta que en los otros 20 tests a los que fue sometido dieron resultados anómalos. Según el equipo británico, fue por recomendación del doctor del equipo.

La Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) considera que más de 1.000 nanogramos por mililitro de sangre no es un uso terapéutico del Salbutamol a no ser que el atleta pruebe a través de un estudio farmacocinético que el uso de la sustancia y la dosis superior a la permitida sí es por un uso terapéutico.

La explicación del Team Sky

Su equipo alega que es por el asma que sufre desde niño y se queja de la no confidencialidad del proceso

Froome, en el comunicado de su equipo, asegura que “se sabe que tengo asma y conozco las reglas de forma exacta”. “Uso un inhalador para controlar mis síntomas (siempre dentro de los límites permitidos) y sé a ciencia cierta que seré testado cada día que lleve el maillot de líder”, apunta. “Mi asma empeoró en La Vuelta, por ello seguí el consejo del doctor del equipo de aumentar mi dosis de Salbutamol. Como siempre, tengo el máximo cuidado para asegurar de que no uso más de lo permitido”, explica.

“Me tomo muy en serio mi liderazgo en el deporte. La UCI hace lo correcto al examinar los resultados del test y con el equipo, les facilitaré toda la información que requieran”, añade.

La aclaración de Chris Froome

Uso un inhalador para controlar mis síntomas (siempre dentro de los límites permitidos) y sé a ciencia cierta que seré testado cada día que lleve el maillot de líder”

Sir Dave Brailsford, el mánager del equipo, apunta que “hay cuestiones médicas y fisiológicas complejas que afectan al metabolismo y la excreción del Salbutamol”. “Estamos dispuestos a esclarecer los hechos y entender qué pasó exactamente en esa ocasión”. Brailsford, que viene de la pista y guió a la selección británica a grandes resultados en Juegos Olímpicos de Atenas y Pekín, ha mostrado su confianza en su ciclista estrella, que el año que viene ha confirmado su presencia en el Giro de Italia del año que viene y quiere repetir un doblete, siguió los consejos médicos para controlar sus síntomas y que lo hizo dentro de los parámetros permitidos.

En una entrevista con el diario Irish Independent EN 2014 que causó revuelo Froome explicó que usaba el inhalador cada día, a veces Ventolin y cada día Fluticasone de forma preventiva. En la entrevista con Paul Kimmage explicaba que usaba el inhalador antes de los grandes esfuerzos. “Desayuno antes de una carrera larga. Si no como no tendré energía, si no uso mi inhalador antes de un gran esfuerzo probablemente no respiraré muy bien. Sé que no podré respirar muy bien”, explicaba y se escudaba en su asma para asegurar que no tenía por ello una “ventaja injusta”.

Otros positivos por Salbutamol

El precedente de Petacchi y Ulissi y otros casos menos sonados

Aquel año Froome había usado un inhalador durante la segunda etapa del Criterium du Dauphiné cuandi vestía el maillot amarillo. Entonces el ciclista y su equipo ya aclararon que contaban con la autorización para usar el medicamento sin la necesidad de un TUE (una exención de uso terapéutico de un medicamento prohibido) y su mujer reveló que sufría asma desde niño. Sin el TUE, se pueden usar cada día 1.600 microgramos de Salbutamol, según el reglamento de la WADA para tratar el asma, o dos dosis de 800 microgramos cada 12 horas.

Otros deportistas que han dado positivo por el uso de Salbutamol, cuyo uso en atletas no asmáticos se considera una ventaja, han tenido sanciones como descalificaciones, avisos, sanciones administrativas y en algunos casos suspensión. En 2008 Alessandro Petacchi fue sancionado con un año de suspensión y perdió sus triunfos en el Giro de Italia tras dar positivo por Salbutamol. El velocista italiano tenía un TUE porque también sufría asma, pero excedió la cantidad que le permitían consumir. Diego Ulissi fue positivo por el mismo broncodilatador en la corsa rosa de 2014 y le cayeron nueve meses de sanción. Había ganado dos etapas en aquella edición de la carrera italiana. El moldavo Alexandre Pliușchin también fue sancionado con nueve meses por un positivo de 2014. En 2007 Matteo Trentin fue sancionado con dos años y perdió los resultados y el holandés Ger Soeperberg fue advertido y descalificado por un positivo de 2006, igual que Christoph Girschweiler y David Garbelli.

Igor González de Galdeano dio positivo en el Tour de 2002 y en 2003 recibió una sanción preventiva de seis en Francia, aunque la UCI no lo consideró un caso de dopaje. Había alegado asma y su positivo fue de 1.360 nanogramos por mililitro en el control urinario. También Oscar Pereiro en 2006 y Miguel Indurain en 1994 dieron positivo, pero no fueron sancionados al alegar motivos médicos y ser aceptados. El suizo Alex Zulle tampoco fue sancionado en 1993.

Si Froome no logra defenderse, podría perder su primer y único triunfo en La Vuelta y enfrentarse a una suspensión. El fantasma del dopaje sigue pesando sobre el ciclismo, que ya ha visto caer a sus estrellas y a su ángel, Lance Armstorng, sobre el que han corrido ríos de tinta y hasta una película lo viste de tirano y vivió una edición negra en su Tour de 1998.

No lo consideraba una “ventaja injusta”

En una entrevista con ‘Irish Independent’ Froome ya declaró en 2014 que usaba cada día un inhalador antes de los grandes esfuerzos por su asma

El positivo de Froome se ha conocido cuando el presidente de la UCI, David Lappartient, lleva poco tiempo en el cargo. El francés venció en septiembre en la elección a su antecesor, el británico Brian Cookson, que ocupaba el puesto desde 2013.

El británico ha ganado cuatro Tours de Francia y ha sido segundo en otra ocasión, cuando trabajaba para su compañero de equipo, Bradley Wiggins, el primer británico en ganar un Tour de Francia, tras haber sido campeón olímpico en el velódromo. Fue en 2012. Aquel año Froome ya había mostrado que estaba más fuerte que su jefe de filas y fue su verdadero rival en la carretera. El ciclista británico de origen keniata se destapó en La Vuelta de 2011, en la que fue segundo por delante de ‘Wiggo’, que venía de echar el pie a tierra en la ronda gala por una caída en la que se rompió la clavícula.

Contador y Froome en la etapa en que el británico dio positivo. Contador fue positivo en el Tour de 2010 por Clembuterol
Contador y Froome en la etapa en que el británico dio positivo. Contador fue positivo en el Tour de 2010 por Clembuterol (José Jordan / AFP)

Loading...