Inicio Actualidad Coches de lujo acudían a un edificio «okupa» del centro de San...

Coches de lujo acudían a un edificio «okupa» del centro de San Sebastián para suministrar alimentos, ropa y aparatos tecnológicos a los residentes ilegales

Hace unas horas, efectivos de la Policía Municipal de San Sebastián, con el apoyo de fuerzas especiales de la Ertzaintza, han desalojado a 32 personas, en su mayor parte inmigrantes ilegales, de un edificio de lujo situado en el centro de San Sebastián que se encontraba “okupado” desde hace más de dos años.

Las escandalosa situación en la que se hallaba el inmueble, que no había sido denunciada por los propietarios del mismo, sí que había provocado una fuerte situación de hartazo entre los vecinos que durante meses han tenido que soportar gravísimos problemas de seguridad y salubridad en la zona. De hecho, el desalojo se ha producido apenas unos días después de que una joven de 18 años denunciara ante la Policía Municipal haber sido violada en el inmueble, según han informado a Europa Press fuentes municipales.

Algunos de los moradores más cercanos a los “okupas” han explicado cómo durante años ha sido habitual encontrar en su comunidad orines en los balcones y grandes cantidades de basura, así como ha sido habitual el padecimiento de numerosos altercados. Concretamente, cuenta La Tribuna del País Vasco que uno de los vecinos de la zona ha explicado a este periódico que, durante meses, “ha sido habitual ver cómo llegaban periódicamente coches de lujo, concretamente un BMW negro y un Audi A3 color beis, cargados de comidas, ropa y aparatos electrónicos que posteriormente sus ocupantes entregaban a algunos de los ‘okupas’ que se acercaban a recogerlos. Los vehículos se detenían siempre en la acera de la confluencia de la calle Prim con la calle Moraza durante varios minutos, generalmente a eso de las 20.00 horas, y casi siempre varias mujeres esperaban la llegada de los residentes ilegales para hacerles entrega de los presentes”.

«Lo que yo me pregunto», explica este vecino, es “qué particular u organización se dedica a realizar estas entregas y si no es también delito facilitar o colaborar en la ocupación de una propiedad privada. De hecho, lo que yo me pregunto es si quienes entregaron estas supongo que ‘donaciones’ pueden ser cómplices también del delito de violación que presuntamente hace unos días se produjo en el inmueble”.