Colas kilométricas en los colegios electorales que no han sido intervenidos

Largas colas de votantes se concentran este domingo en los principales colegios electorales que se han abierto con motivo del referéndum del 1 de octubre. Las personas se han empezado a acercar a los puntos de votación de madrugada, con el objetivo de frenar la actuación policial y evitando así que requisaran las urnas.

A lo largo de la mañana, en muchos de los centros, las colas daban la vuelta a la manzana. En muchos de los casos, los ciudadanos han superado la hora de espera. La lentitud ha sido debida a que la Guardia Civil ha cortado la conexión a Internet en la inmensa mayoría de las sedes electorales.

Ante los errores en los sistemas informáticos, las mesas electorales han optado por pasar el registro manual de los votos. Lo han hecho en excels, pues no contaban con conexión directa con las aplicaciones previstas, intervenidas todas ellas por la Guardia Civil. Todo esto ha supuesto que en algunos de los lugares indicados solo haya podido una o dos personas pasado el mediodía. En otros, para registrar a cada votante la mesa tardaba unos diez minutos.

Las largas colas han obligado a que las mesas dejaran pasar primero a los ancianos y a los niños, con el objetivo de que no pasaran tanto tiempo de pie a la intemperie. Cabe decir, que todos los votantes de todos los colegios han aceptado esta norma, aunque esto les suponga esperar un poco más.

El Ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha reconocido durante una rueda de prensa que durante la mañana se ha intentado restaurar el sistema “hasta 500 veces”. Por el momento, todas ellas sin éxito.

Los vecinos de Gracia , acompañados  muchos de ellos de claveles, hacen cola en el colegio electoral
Los vecinos de Gracia , acompañados muchos de ellos de claveles, hacen cola en el colegio electoral
(Bob Edme / AP)

Conocedores de la incidencia, la plataforma Escoles Obertes ha alertado a través de su perfil de Twitter de la intervención, y ha dicho que es “muy importante” que las personas lleven móviles, cargadores y alargos. También ha propuesto que, hasta nuevo aviso, se haga todo manualmente.

Pero el wifi no ha sido el único causante de las colas kilométricas. Esta mañana las urnas de varios colegios electorales han sido requisadas por la Policía Nacional tras usar previamente la fuerza contra los votantes. Esto ha ocasionado que muchos manifestantes se quedaran sin su punto inicial de votación, pues habían quedado inhabilitados.

Los manifestantes aplauden a los votantes que se acercan a los colegios electorales
Los manifestantes aplauden a los votantes que se acercan a los colegios electorales
(Yves Herman / Reuters)

Viendo el panorama, la Generalitat ha decidido anunciar a las 9 de la mañana que implantaba el censo universal para que 5,3 millones de catalanes puedan votar en cualquier colegio electoral, incluso aunque sea sin sobres y con papeletas imprimidas en casa.

El Gobierno ha dado por “desbaratado” el 1-O, alegando que no es serio cambiar las normas a 45 minutos de la votación y ha asegurado que queda liquidado “cualquier vestigio de respetabilidad democrática”. Además, han criticado que si el pleno de los pasados 6 y 7 de septiembre, en que se aprobaron las leyes de ruptura, constituyó una vergüenza democrática, este domingo supone una “vergüenza electoral”.

Las largas colas han obligado a que las mesas dejaran pasar primero a los ancianos y a los niños, con el objetivo de que no pasaran tanto tiempo de pie a la intemperie

Loading...