Colau echa a Clear Channel de la gestión del Bicing

Es uno de los contratos más suculentos del actual mandato, con un presupuesto de licitación de 227 millones de euros en diez años. Pero también es uno de los proyectos de ciudad más delicados, que más ha participado en la transformación de Barcelona, Tanto a nivel psicológico, de mentalidad sobre el uso del espacio público, como físico, de urbanismo. El Bicing, nacido hace una década, está cerca de caer en manos de un nuevo gestor privado. Se trata de Cespafilial de Ferrovial, y PBSC, que explota sistemas de bicicleta compartida por todo el mundo. Con esta decisión, que debe ser refrendada por el pleno del ayuntamiento, el gobierno de Ada Colau deja fuera a la multinacional Clear Channel, que ha sido la encargada de comandar la primera vida del Bicing.

El concurso público no ha sido cosa fácil. La decisión, de hecho, llega con meses de retraso, ya que el contrato vigente venció el pasado mes de mayo. El consistorio, sin embargo, apelando a las ganas de hacer bien las cosas, prorrogó aquel acuerdo para terminar de deshojar la margarita. Llegaron a presentarse seis candidaturas, de las que solo dos llegaron a la final. La semana que viene está previsto que la comisión de Movilidad vote la adjudicación por un valor de 149,6 millones de euros. Luego será el pleno de final de mes el que ratifique la decisión. Esta cantidad reduce en un 34% el precio de salida y rebaja en más de un 5% la media de las ofertas del resto de contendientes. Según el pliego administrativo del concurso público, si esto sucede, la propuesta afectada queda fuera de los límites para ser considerada, ya que son números considerados “anormales o desproporcionados”. Es lo que se conoce como baja temeraria, y quizás les suene, pues eso es precisamente lo que pasó con el contrato de la fase 1 del túnel de Glòries que Barcelona en Comú rompió el pasado mes de abril ante la imposibilidad de finalizar el proyecto.

En la puntuación de todos los criterios sometidos a juicio de valor, la unión temporal de empresas (UTE) formada por Clear Channel y Movus es la que consigue mejor nota (30,05 sobre un máximo de 35). Cespa y PBSC, compañía con bicis compartidas en Estados Unidos, México, Australia, Brasil, Reino Unido, Islandia y Canadá, se quedan en 29,15. Así las cosas, parece evidente que es la mejor oferta económica lo que ha primado a la hora de designar al vencedor, que tiene el reto de renovar el parque de bicicletas (más de 6.000) y de ampliar la oferta de unidades eléctricas.

Loading...