Inicio Actualidad Comienza el baile de apoderamientos

Comienza el baile de apoderamientos

Manuel Escribano y El Tato han puesto fin a su relación de apoderamiento

Casi una decena de toreros sigue moviendo sus equipos de apoderamiento de cara a la temporada 2019, cambios que, en la mayoría de los casos, son rupturas con sus hasta ahora mentores, entre los que destacan los de los matadores de toros Álvaro Lorenzo, Manuel Escribano y Rubén Pinar.

Lorenzo ha puesto punto y final con Nemesio Matías después una temporada juntos, un año que ha significado su despegue definitivo gracias, sobre todo, a la Puerta Grande de Madrid que consiguió a principios de campaña, un triunfo que le ha valido para sumar más de treinta contratos.

El sevillano Manuel Escribano, que este año fue protagonista por la gravísima cornada sufrida hace pocos meses en Belmonte (Cuenca) ha decidido romper con el también matador de toros Raúl Gracia “El Tato” después de dos temporadas trabajando codo con codo.

El albaceteño Rubén Pinar, que también acabó el año con una grave cornada en Madrid, ha concluido, asimismo, su vínculo profesional con su paisano y colega de profesión Manuel Amador.

Otras rupturas que se han producido en los últimos días han sido las de los matadores de toros Miguel Ángel León y Paúl Abadía «Serranito» con Manolo Hurtado y Tomás Luna, respectivamente; y el del jinete Leonardo Hernández con Andrés Caballero

El propio Leonardo decidió posteriormente nombrar a su padre, el que fuera un destacado rejoneador, del mismo nombre, en la década de los 90, único administrador de su carrera.

Pero no todo han sido rupturas, pues el salmantino López Chaves, que recientemente había concluido su relación de ocho años con Pedro Pérez «Chicote», será representado a partir de ahora por el también matador de toros charro Andrés Sánchez.

Otro que ha encontrado apoderado ha sido el veterano torero madrileño Uceda Leal, que después de dos años en blanco, volcado en su faceta de asesor artístico del mexicano Joselito Adame, pretende ahora relanzar nuevamente su carrera de la mano de la empresa Infinitauro, que comandan Jesús Salas y Bernardino Galán.

Finalmente, Julián Guerra, el que fuera apoderado de López Simón y mentor en la actualidad de Pepe Moral, se ha sumado al equipo de representantes del francés Juan Leal, que seguirá encabezando el taurino Mauricio Berhó.