Cómo barnizar madera de pino

5

Si tienes algún mueble o elemento decorativo realizado en madera de pino, es importante que como toda madera le des un acabado de barniz para que aguante más tiempo y sobre todo, no se vea tan apagada como en su estado natural. Aprende ahora los pasos a seguir para saber cómo barnizar madera de pino.

Madera de pino

Aunque no seas un experto en maderas, seguramente estarás acostumbrado a ver madera de pino si tenemos en cuenta, que se trata del tipo de madera que más suele utilizarse para la elaboración de todo tipo de muebles de interior, así como para la construcción de vigas para el techo o láminas para el suelo.

Este es un tipo de madera muy resistente que además, aporta un acabado muy natural y rústico pero es también un material que con el tiempo puede acabar oscureciéndose o machándose por no hablar de que sufra de algún problema como las termitas. Por ello, es necesario que barnicemos nuestros muebles de madera de pino tal y como ahora os explicamos.

Pasos para barnizar madera de pino

Barnizar la madera de pino es un proceso sencillo que debemos realizar siguiendo los pasos que de hecho se dan para cualquier tipo de madera.

  1. Lo primero de todo será limpiar bien el mueble o elemento de madera de pino que queramos barnizar, sacando además cualquier manilla, adorno o accesorio externo a la madera que pueda molestarlos a la hora de barnizar. No estará de más tampoco lijar un poco y volver a pintar en el caso de ser un mueble muy viejo.
  2. Una vez hemos limpiado bien el mueble, tenemos que disponer de una brocha para barnizar, en el mercado encontrarás de varios tamaños y precios. No hace falta que sea la más cara, tan solo debes asegurarte que no suelta pelos algo que podría resultar todo un engorro mientras barnizas.
  3. En cuanto al barniz que debes elegir, en el caso de la madera de pino cualquier barniz para madera te va a servir, aunque has de saber que en el mercado ya podemos encontrar barnices específicos para muebles, techos o suelos, de modo que elige uno en función de la superficie a barnizar.
  4. Una vez tienes el barniz y la brocha, comienza a barnizar (ponte guantes) aplicando el barniz en el sentido contrario al de la veta de la madera de modo que podamos evitar que nos queden marcas.
  5. Una vez hemos barnizado por completo, debemos esperar a que se seque, lijar ligeramente para poder matizar el barniz y entonces procedemos a dar una segunda capa que ya será la definitiva y la que aporte el brillo y protección necesarios para la madera de pino.