Inicio Actualidad Cómo colocar los cordones

Cómo colocar los cordones

Poner los cordones en una zapatilla deportiva o en un zapato clásico es algo muy fácil, pero si somos pequeños o quizás siempre hemos comprado el calzado con los cordones ya puestos, puede que en realidad no sepamos cómo colocar los cordones desde cero, de modo que vamos a explicarte cómo hacerlo paso a paso y de forma fácil.

Colocar los cordones es algo que a priori tan solo implica pasar los cordones por los orificios del calzado, pero lo cierto es que existen varias maneras de hacerlo aunque dos son las básicas. Sabiendo estas, luego ya podrás intentar alguna de las maneras originales de atar los cordones que ya explicamos tiempo atrás en este post.

Pasos para colocar los cordones de manera fácil

  1. Lo primero que tenemos que hacer para colocar los cordones de la manera más básica de todas consiste en pasar el cordón por los dos orificios de arriba del todo. Cada extremo del cordón por un orificio, y por arriba.
  2. Ahora, toma uno de los extremos y lo pasas por el segundo nivel de orificios. Primero por el orificio que tiene más cerca, sacas por arriba y metes por el orificio de enfrente.
  3. Haces lo mismo con el siguiente nivel de orificios pero con el otro extremo, de modo que ya tendrás tres líneas de cordones pasadas.
  4. Ahora prosigue del mismo modo, hasta el penúltimo grupo de ojales alternando los extremos de los cordones para que ambos queden en al mismo nivel o con la misma longitud antes de llegar al final.
  5. Por último solo tendrás que pasar cada punta del cordón por el orificio final que tenga cerca y ¡listo!.

Pasos para colocar los cordones de manera cruzada

Una vez domines el modo de colocar los cordones que hemos explicado, podemos entonces aprender cómo ponerlos de manera cruzada, algo que por otro lado es también muy básico.

  1. Lo primero de todo, será comenzar como ya hicimos anteriormente. Toma cada extremo del cordón y los pasas por los orificios superiores, un extremo por cada orificio y por arriba.
  2. A continuación, toma un extremo, lo pasas por el orificio opuesto del segundo nivel y haces lo mismo con el otro extremo y el orificio opuesto también del segundo nivel.
  3. Debes pasar por los extremos por debajo y seguimos sacando y pasando por cada orificio opuesto de cada nivel.
  4. De este modo, cuando llegues al final habrás conseguido que los cordones te queden con un dibujo cruzado y será un modo más bonito e original de llevarlos, algo que encanta a todos los niños y puede incitar a que practiquen otros métodos como pasar por los orificios de manera vertical y no horizontal y lograrás al final otro dibujo cruzado distinto.