Inicio Actualidad Cómo congelar manzanas

Cómo congelar manzanas

¿Cómo congelar manzanas? Si deseas poder tener manzanas durante todo el año, y en especial en invierno, siempre puedes recurrir al truco de congelar la fruta. En el caso de las manzanas en concreto, debes seguir una serie de pasos que ahora te indicamos.

Las manzanas tienen infinidad de vitaminas. De ella se dice que si tomamos una al día, podremos mantenernos alejados del médico, por lo que debemos procurar estar siempre abastecidos. Durante el invierno, sin embargo, es posible que veas que no llegan tantas al supermercado de modo que una buena idea es la de congelarlas como ahora te explicamos.

Pasos para congelar manzanas

Congelar las manzanas es realmente fácil. Tan solo debes procurar que estén maduras y utilizar un método que garantice que vaya a guardar todas sus propiedades. Una vez congeladas la manzana puede pasar congelada entre seis y doce meses.

  1. Si optas por congelar manzanas cortadas, tienes que cortarlas en rodajas, quitar las semillas y el pedúnculo (pero también se puede congelar con semillas).
  2. Coloca las manzanas cortadas en una tabla de cortar o bandeja.
  3. Las rodajas no deben tocarse entre sí y con ellas debes formar una sola capa.
  4. A continuación lleva la bandeja al congelador.
  5. Pasadas dos horas, abre el congelador saca la bandeja y debes colocar las rodajas o gajos en bolsas de plástico dividiendo en pequeñas porciones.
  6. Al empacar en una bolsa, debes asegurarte de que no quede aire dentro. Si el empaque lo haces en recipientes de plástico, entonces evitarás más fácilmente la entrada de aire y humedad en el interior.
  7. Otra opción para congelar manzanas es que las almacenemos en el congelador enteras. En este caso tienes que escurrir la fruta en una solución de ácido ascórbico especialmente preparada (50 g de agua + 1500 g de ácido) durante varios minutos.
  8. Después de esto, coloca la manzana en una bolsa de congelación especial , después de liberar el aire dentro.
  9. Congelada de esta manera, una manzana puede almacenarse en un congelador durante seis meses, conservando todas sus cualidades útiles .
  10. Por último tienes el método de congelar las manzanas en forma de puré. Para ello pela y corta las manzanas y las tienes que cocinar durante 15-20 minutos a fuego lento. Una vez estén cocinadas las enfriamos, las batimos bien con una licuadora, y echamos el puré en recipientes de plástico o frascos. Así, podrás tener un delicioso puré o relleno para pasteles siempre listo en tu congelador.

Con estos tres sencillos métodos que os hemos indicado para congelar manzanas podrás tener esta fruta durante todo el año, aunque como hemos dicho es mejor que el periodo de congelación no exceda el año ya que comprobarás como al descongelar la manzana ha perdido todas sus propiedades vitamínicas.