Inicio Actualidad Cómo cuidar un acuario de peces

Cómo cuidar un acuario de peces

Tener peces en casa puede parecer una tarea sencilla si bien, los peces apenas hacen nada, por lo que solo tenemos que limitarnos a su alimentación ya procurar que su entorno esté limpio, así que una cosa que sí será importante será cuidar el acuario. Veamos a continuación paso a paso y de manera fácil, cómo cuidar un acuario de peces.

Si has decidido comprarte un acuario de peces, es importante saber no solo qué tipo de peces puedes meter dentro (ya que algunas especies no se llevan bien con otras), y también otras cosas como el hecho de saber cómo decorar el acuario, aunque lo básico es su cuidado y mantenimiento con los pasos que ahora te recomendamos.

Pasos para cuidar un acuario de peces

  1. A la hora de cuidar un acuario con peces, lo primero que debes hacer es pensar que este no deja de ser un ecosistema delicado y no sólo prestar atención sólo en la fase de puesta en marcha, sino que mucho más importante será su fase de mantenimiento durante el día a día .
  2. Si mantienes limpio el acuario a diario y vigilas los peces y las plantas dentro, podrás hacer que el cuidado sea más sencillo. Procura entonces dedicar unos minutos al día para retirar elementos del agua que estorben y como no, alimentar a los peces, y comprobar qué todo está en su lugar.
  3. Por otro lado, procura especial atención a la luz que tenga o reciba el acuario. Si el acuario tiene un temporizador, tan solo lo tienes que configurar y asegúrate de que funcione correctamente. Si, por el contrario, el acuario no tiene un temporizador, es importante recordar garantizar a los peces y las plantas un ciclo de luz que vaya de las 8 a las 12 horas.
  4. También debes tener en cuenta comprobar la temperatura y el funcionamiento del filtro. Lo único que tienes que hacer es comprobar a diario si el filtro está funcionando regularmente y si la temperatura del agua está ajustada. De hecho, un filtro sucio o roto y un calentamiento excesivo o defectuoso pueden poner en peligro tanto a los peces como a las plantas.
  5. Importante será también alimentar a los peces y comprobar que estén sanos. Para ello debes suministrar poca comida, para evitar la acumulación en el fondo y la ingesta excesiva por parte de los peces. De modo que es mejor darles escamas o gránulos de acuerdo con las indicaciones relacionadas con el tipo de pescado, que deben administrarse todos los días proporcionando a veces incluso un día de ayuno. Y para ver si los peces están bien, solo acerca la mano al cristal del acuario y comprueba si se acerca: si lo hacen es porque están buscando comida y la señal es positiva.
  6. Por otro lado, para el cuidado del acuario hay cosas que puedes hacer semanalmente y no hará falta que sea algo diario. Es el caso de comprobar el nivel y cambiar el agua, ya que esta tiende a evaporarse así que al menos una vez a la semana, es bueno verificar el nivel y posiblemente recargar o cambiar una parte de agua del acuario.
  7. No olvides tampoco limpiar el acuario de algas o cianobacterias, que suelen ser responsables del mal olor del agua. En cualquier caso, si observas su acumulación, es importante proceder rápidamente a la limpieza: para las algas, el cepillo con imán clásico es suficiente, para las cianobacterias es necesario proceder manualmente, por ejemplo, aspirándolas o poniendo el acuario en la oscuridad durante una semana.
  8. Por último tendrás que hacer una prueba del agua de manera periódica, que debes llevar a cabo antes de cualquier recarga o reemplazo parcial de agua: la prueba de los valores físico-químicos del agua se utiliza para realizar un seguimiento de su progreso y para evitar problemas a tiempo.