Cómo cuidar un pez Betta paso a paso

9

Nos encantan los peces y la amplia variedad que hay de estos. Podemos encontrar y ya os hemos hablado de muchas especies que además de destacar por sus colores y características suelen tener en común que apenas necesitan cuidados. En anteriores artículos os hemos hablado de cómo cuidar a los peces goldfish , o al pez cometa por ejemplo, pero si buscas más especies de peces cuyos cuidados sean sencillos, nada como elegir un pez betta del que te lo desvelamos todo a continuación.

Cómo son los peces betta

Los peces betta además de ser una de las especies más bellas y fascinantes, es ideal para aquellos que deseen establecer su primer acuario y está buscando ejemplares de peces que no requieran cuidados especiales.

El pez betta es de hecho uno de los peces más recomendables para niños que quieren comenzar a cuidar peces. Son bonitos y apenas necesitan cuidados.

El betta es un pez de agua dulce nativo dela cuenca del río Mekong, por tanto, se encuentra principalmente entre Laos, Tailandia y Camboya , aunque durante el siglo pasado también se introdujo en otros entornos.

Vive en aguas estancadas con poca o ninguna corriente y a bajo nivel de oxígeno así que se puede encontrar en estanques, marismas y campos de arroz. que no son aguas fáciles dado que enseguida desaparece. Son peces entonces que aguantan condiciones muy duras. Por lo tanto, durante los períodos de sequía particular, a la espera de la llegada de los monzones, el beta puede resistir incluso en el barro o simplemente envuelto en algunas hojas húmedas.

Los peces varían en tamaño entre los machos, pudiendo llegar a los ocho centímetros, mientras que las hembras, no suelen exceder los cinco años de vida y tienen tres aletas impares y dos iguales, mucho más desarrolladas en el macho, aunque, dependiendo de las intersecciones y mutaciones, esta diferencia es más o menos marcada.

Originalmente, el color dominante era azul verdoso con reflejos metálicos, cabeza más oscura y aletas rojas en el macho y tonos menos llamativos (marrón) en la hembra, pero después de docenas de años de cruces y mutaciones, con variedades bien definidas y clasificadas dependiendo de los colores y la forma de las aletas, ahora hay muchos tipos diferentes de peces beta.

Si deseas saber cómo cuidar a un pez betta no te pierdas las guía de consejos que te damos a continuación:

Pasos para cuidar un pez betta

  1. Como sobreviven en todo tipo de aguas, si compras un pez betta te será suficiente con un tanque de unos treinta litros, un volumen que debe ser duplicado en el caso de múltiples ejemplares.
  2. El agua utilizada debe tener un pH ligeramente ácido (alrededor de 6,8) y estar sensible (por lo que debes tratar el agua del grifo con agua de ósmosis y acidificante disponible en tiendas especializadas), en la parte inferior es aconsejable colocar grava y turba, sin muchas rocas o pedazos de madera.
  3. En la elección de la vegetación (que debe ser abundante) hay que tener en cuenta el hábitat natural y luego combinar las plantas bajas con especies que se encuentren en la superficie, dado que estas servirán para que se sienta protegido si bien los peces betta acostumbran a salir a la superfície.
  4. El Betta también es un excelente saltador, por lo que es preferible un acuario cerrado.
  5. El pez betta prefiere temperaturas que no caigan por debajo de los 22 grados, pero lo ideal sería mantener el agua alrededor de 25 grados
  6. En cuanto a los compañeros ideales para el pez betta, tenéis que saber que este tipo de pez es muy territorial y agresivo , hasta el punto que incluso hoy en día en el sudeste asiático se organizan combates ilegales entre Bettas, así que es mejor evitar otras especies con un carácter similar al suyo.
  7. También es bueno evitar tener dos machos betta en un tanque pequeño, mientras que las hembras pueden coexistir entre ellas, pero deben estar separadas de los machos.
  8. No necesitas un filtro de gran capacidad, ya sea porque el Betta splendens no necesita mucha oxigenación o porque no le gusta la turbulencia.
  9. En cuanto a la alimentación. Los peces betta pueden alimentarse con alimento seco (gránulos, copos, liofilizados) disponibles en el mercado pero hay que complementar esta dieta con dosis ocasionales de verduras como las espinacas y guisantes.
  10. Último detalle: no olvides darle un poco de ajo a tu pez betta de vez en cuando, es un alimento que fortalece el sistema inmune y lo protege de plagas y hongos.