Inicio Actualidad Cómo doblar sábanas fácilmente

Cómo doblar sábanas fácilmente

¿Cómo doblar sábanas fácilmente? Puede que las sábanas de una cama pequeña como las de una cuna, sean fáciles de doblar pero aquellas pertenecientes a las camas más grandes como las de matrimonio, son algo más complicadas a la hora de que queden bien dobladas. Veamos entonces cómo se doblan sábanas de una forma sencilla y sobre todo, correcta.

Doblar las sábanas de manera correcta supone que cuando las coloquemos en la cama, no se vean arrugadas en exceso. No todo el mundo plancha las sábanas cuando se han secado, de modo que es esencial saber cómo se doblan para evitar arrugas y para que además, no ocupen tanto espacio allí donde las guardes. No nos olvidemos tampoco de que hay dos tipos de sábanas, la bajera o ajustable (que tiene gomas) y la de arriba. Veamos ahora cómo se doblan todas ellas.

Pasos para doblar sábanas fácilmente

  1. La sábana ajustable es la sábanao que tiene una goma o elástico cosido alrededor de los cuatro lados y está diseñada para ajustarla en las cuatro esquinas del colchón. La sábana es mantenida en su lugar por el propio colchón y el material sobrante se coloca debajo del colchón para crear una superficie para dormir suave. Entonces para doblar este tipo de sábana, tienes que tomar una de las esquinas ajustables y la llevas hasta la otra esquina, de modo que te quede una dentro de la otra.
  2. Nos vamos al otro extremo (sin soltar) las dos primeras, y repetimos el paso para las dos otras esquinas.
  3. Ahora juntamos por delante las dos esquinas primeras con las otras dos (deberás tener las manos dentro de cada grupo de esquinas).
  4. Unimos entonces lo laterales y verás que se forma una especie de cuadrado grande. Si colocas la sábana ajustable sobre una superficie, podrás acabar de ajustar, y doblar. Plega desde abajo hacia el centro y desde arriba hacia el centro. Ahora dobla de un lado y del otro encima.
  5. En cuanto a la sábana superior lo que debes hacer es doblar por la mitad (de la parte larga) uniendo la esquina de arriba y de abajo.
  6. Ahora por la parte estrecha (cabecera y pies), juntamos de las esquinas y doblamos por la mitad.
  7. Ahora doblamos en tres partes y te quedará una pieza estrecha.
  8. Lleva la sábana a una superficie y ahora toma de abajo y dobla hasta el centro. De nuevo, toma la parte de arriba y doblas también hacia el centro.
  9. Ahora dobla la parte de abajo por encima y listo, vamos a por la funda de almohada.
  10. Para la sábana correspondiente a la almohada, lo que debes hacer es girarla del revés, la colocas sobre una superficie y pones encima la sábana ajustable y la sábana superior que ya hemos doblado en el centro.
  11. Cubre con la parte de abajo, envuelve con la parte de arriba y cuando le des la vuelta, abre la esquina de la sábana de la almohada y mete dentro las sábanas.
  12. De este modo ya tienes tus sábanas dobladas correctamente, las podrás guardar todas juntas en el armario sin que ocupen demasiado espacio y además no perderás juegos de sábanas nunca más.