Inicio Actualidad Cómo empezar un jamón

Cómo empezar un jamón

Se acercan fechas navideñas de modo que es posible que en tu lote navideño tengas un jamón o quizás lo hayas comprado para todas las reuniones familiares que se van a dar. El jamón es un manjar al que nadie se resiste, pero es importante saber cómo cortarlo y sobre todo saber cómo empezar un jamón, para que después el corte que siga sea el indicado.

Vamos a explicarte a continuación, con una sencilla guía de pasos, el modo correcto de empezar un jamón. A partir de estos pasos, lograremos comenzar con buenos cortes en nuestra paleta o pierna de jamón y de este modo, que cada corte sea perfecto y tenga el mejor sabor.

Pasos para empezar un jamón

  1. Lo primero de todo es fijar el jamón en el jamonero y disponer también de un buen cuchillo para cortar jamón que esté bien afilado.
  2. Debes saber además que dependiendo de el consumo que hagamos del jamón, uno que sea familiar o para un negocio habrán dos métodos para empezarlo.
  3. En el caso de querer empezar el jamón en casa, para que lo disfrute la familia y cuyo consumo suele durar aproximadamente un mes, es mejor comenzar el corte por la babilla que es la parte en la que la pieza está más curada. Esta es la parte lateral del jamón o la parte que es contraria de alguna manera a la parte superior que es la maz.
  4. Coloca el jamón con la pezuña hacia abajo de modo que la babilla te quede arriba para comenzar la llamada “limpieza del jamón”.
  5. Lo que tenemos que hacer es ir quitando la grasa que encontraremos al principio, antes de ver la carne del jamón. No tenemos que quitar mucha grasa. Tan solo la suficiente para ver el color rojizo o rosado del jamón (dependiendo de la curación).
  6. Una vez hayamos cortado esa grasa, comenzaremos a cortar lonchas de jamón. Coloca el cuchillo plano y ves cortando lonchas finas que no superen los 6 cm de grosor y los 4 o 5 de largo.
  7. En el caso de tener que cortar el jamón para un negocio hostelero, donde el consumo es mayor y en apenas tres días ya se habrá acabado, es preferible empezar siempre por la maza que es la parte de arriba o la parte superior.
  8. El método para empezar a cortarlo en este sentido es el mismo que os acabamos de explicar.
  9. Por último añadir que para la conservación de nuestro jamón, ya se en casa o en un negocio, es preferible cubrirlo siempre para evitar la humedad, la luz o que atraiga las moscas. Muchas personas optan por tapar su jamón con un trapo de cocina limpio, aunque además es buena idea cubrirlo con la grasa que retiramos al principio y de esta manera se mantendrá mejor.