Inicio Actualidad Cómo hacer aceite esencial de eucalipto casero paso a paso

Cómo hacer aceite esencial de eucalipto casero paso a paso

El eucalipto tiene muchos beneficios para la salud, y sus hojas se pueden utilizar para múltiples remedios caseros y más. Resulta muy interesante utilizar para hacer un aceite esencial, ya que podrás sacarle mucho partido. ¿Quieres saber cómo hacer aceite esencial de eucalipto casero? Sigue leyendo y toma nota de los pasos para hacerlo correctamente.

Beneficios de las hojas de eucalipto

Tiene propiedades antisépticas y astringentes, gracias a las cuales te protegen de enfermedades respiratorias comunes como el resfriado o la gripe. Además, ayuda a expectorar mucho mejor y mejora las secreciones pulmonares, especialmente cuando lo que utilizas es su aceite esencial.

Ingredientes necesarios

  • Hojas frescas de eucalipto
  • Aceite de almendras
  • Unas gotas de vitamina E (conservará el aceite por más tiempo)

Pasos para hacer aceite esencial de eucalipto casero

  1. Lo primero que tienes que hacer es despedazar las hojas de eucalipto, como si las trituraras pero con las manos. Aplástalas todo lo que puedas para sacarle todo el aceite posible, verás que al ser frescas el aceite se libera fácilmente.
  2. Coloca el aceite extraído y las hojas trituradas en un cazo y añade el aceite de almendras, que debe ser en relación de una taza de aceite de almendras por cada 10 gramos de hojas. Si no lo quieres de almendras lo puedes utilizar de coco, de oliva o cualquier otro que sea natural.
  3. Pon el cazo a calentar a fuego lento y déjalo encendido durante 5 horas para que los ingredientes se puedan integrar bien y el aceite se impregne totalmente con el aroma del eucalipto. Vigila con frecuencia y baja el fuego si se está calentando demasiado.
  4. Si el aceite que vas a utilizar tiene propiedades inflamables, en vez de cocinarlo puede dejar la mezcla a macerar durante dos semanas. Si haces esto, consérvalo ese tiempo en un lugar seco y fresco.
  5. Sea cual sea la forma en la que lo has hecho, cuando esté listo debes colarlo con una gasa o un paño de algodón. Hazlo en un recipiente que tenga cierre hermético para que el aroma se conserve lo máximo posible. Exprime todo lo que puedas para aprovechar hasta la última gota.
  6. Una vez que has colado todo el aceite esencial de eucalipto casero, añade unas gotas de vitamina E, cierra el frasco y guárdalo en un lugar fresco, seco y oscuro. Este aceite puede durar hasta 6 meses.