Inicio Actualidad Cómo hacer adornos para toallas

Cómo hacer adornos para toallas

¿No os parecen que todas las toallas son iguales? Puede que cambien de color o que incluso algún tipo de bordado, pero normalmente no destacan mucho por su decoración, algo que nosotros podemos “corregir” con esta guías de pasos sencilla para saber cómo hacer adornos para toallas.

La decoración de toallas no es complicada, lo único que debes pensar, es que los adornos no sean muy grandes o molestos para el uso de la toalla y además saber elegir adornos apropiados en función del tamaño de toalla que desees decorar.

Pasos para hacer adornos para toallas

  1. Para las toallas grandes puedes hacer un adorno a partir de unos trozos de tela que tengas viejos en casa. Lo único que debes hacer es recortar la tela con la forma de tus iniciales por ejemplo, o formar palabras (como “mamá”, o el nombre de alguno de tus hijos) y coserlas con aguja e hilo o con la máquina de coser.
  2. Para toallas medianas puedes coger un trozo de cinta de tul y pegar o coser a la toalla. Si tienes cinta de tul de un color distinto al de la toalla le aportará un toque fresco y original. Lo ideal es que coloques la tira de tul en la mitad de la toalla o en uno de los extremos. Puedes hacerlo pegando con silicona caliente o también, usando agua e hilo o la máquina de coser.
  3. Las toallas de mano también pueden tener su adorno, pero queremos explicaros una idea que nos parece además muy funcional: consiste en coger una toalla que sea mediana o grande y un sujetador de cortina.
  4. A continuación tienes que hacer lo siguiente: Coges la toalla grande y la doblas por la mitad, a continuación tienes que pasarla por el pasamanos de toallas y en la punta de la toalla colocas el sujetador de cocina. Deberá quedarte la toalla colgando de tal modo que dentro puedas poner enrollada una toalla de manos. Será un modo más original y decorativo de disponer las toallas que usamos a diario para secarnos las manos.
  5. También para la toalla de manos podemos colocar un trozo de tela brillante con un abalorio pegado con silicona en el centro. Coloca el trozo de tela justo en la mitad de la toalla de modo que al colgarla quede arriba y puedas seguir secándote las manos sin problema.
  6. Por último, si te gusta el crochet puedes crear unas puntillas para las toallas. Debes tejer primero con un hilo finito la puntilla que sea de la misma longitud que el borde de la toalla. Una vez hayas hecho la puntilla tan solo tendrás que coserla con la máquina de coser o también con aguja e hilo.