Inicio Actualidad Cómo hacer flor de sal en casa paso a paso y correctamente

Cómo hacer flor de sal en casa paso a paso y correctamente

Hacer flor de sal paso a paso nos permitirá aderezar nuestros platos de comida de una forma fácil y natural. Esta delicia natural se puede preparar en casa y tener siempre lista para la acción. Desde las cocinas de Francia este ingrediente empezó a cobrar vida hace más de 20 años y está siendo uno de los más utilizados para coronar delicias culinarias. Sacarle el máximo partido a la flor de sal es mucho más sencillo de lo que parece, solo necesitamos hacernos de una buena materia prima y seguir los pasos precisos. Toma nota de cómo hacer flor de sal en casa.

Materiales para hacer flor de sal

  • Agua de mar
  • Tarro de cristal
  • Bandeja

Pasos para hacer flor de sal paso a paso

  1. Para esta sencilla receta necesitaremos agua de mar. La flor de sal es esencia sal pura que se obtiene del mar directamente. No es necesario recurrir a procesos costosos, solo necesitamos una buena base para conseguir obtener la mejor materia prima para nuestra cocina.
  2. Vamos a tratar el agua de mar, la pondremos a hervir durante unos minutos para desinfectarla y eliminar cualquier bacteria o elemento que puedan tener. Con dos minutos será más que suficiente para conseguirlo.
  3. Vertemos el agua hervida sobre una bandeja. Dejaremos que repose al sol, parte del líquido deberá evaporarse. Cuando tengamos la materia prima lista, pondremos la bandeja directamente en la nevera para que pueda acabar de eliminarse el agua.
  4. Ponemos la bandeja una noche entera en la nevera. Si todo va según lo previsto, el momento de conseguir la flor de sal se habrá producido. Sobre la capa de la bandeja se habrá cread una capa de tela de cristal.
  5. A medida que el agua se vaya evaporando quedará solo la sal. Este ingrediente es de los más puros que existen, será la base de la flor de sal. Con la ayuda de un tenedor vamos cogiendo esa tela cristalina con un tenedor. Esos pedacitos acabarán siendo la flor de sal.
  6. Vamos colocándolos con cuidado en un tarro de cristal. Podemos ir guardando la flor de sal y conservarla el tiempo que sea necesario. El color de esta flor dependerá en gran medida de la concentración de minerales en la zona de donde habremos extraído el agua de mar. Es una de a las sorpresas de este ingrediente que quedará perfectamente delimitado por este proceso.

Atrévete a conseguir una flor de sal en casa que aderezará todos tus platos y sueños. Corona de forma natural esos asados ligeros y deliciosos.