Inicio Actualidad Cómo hacer un balón medicinal

Cómo hacer un balón medicinal

Los balones medicinales son muy útiles para hacer diversos ejercicios, principalmente aquellos que son para mejorar la coordinación y la fuerza. Si no tienes presupuesto para comprar uno, hacerlo en casa es una posibilidad muy interesante. ¿Quieres saber cómo hacer un balón medicinal? Sigue leyendo y toma nota de todo lo necesario para conseguir uno resistente y duradero.

Pasos para hacer un balón medicinal

  1. Lo primero que tienes que hacer es elegir un balón deportivo para reconvertirlo en medicinal. Puede ser uno de baloncesto, uno de fútbol o unos de esos de goma que tanto utilizan los niños para jugar en los parques.
  2. Haz un corte en “V” en el balón, que sea de 2,5×2,5 cm. Utiliza un cúter para hacer un corte preciso. No recortes toda la V, que se quede la parte superior sin recortar para después poder cerrarla.
  3. Ahora tendrás que rellenar el balón con el material que hayas elegido, que dependerán de tus gustos. Lo más habitual es que sea arena, pero pesa, por lo que si lo quieres más ligero puedes llenarlo con materiales reciclados como poliestireno extruido o incluso ingredientes como sal o arroz.
  4. Si lo rellenas de arena tiene que ser comprada en una tienda, ya que la de playas o parques contiene humedad y puede generar moho dentro del balón.
  5. El relleno lo tienes que introducir con un embudo y una cuchara, poco a poco hasta que el balón esté lleno. Ve controlando el peso para que no exceda de lo que quieres o puedes manejar.
  6. Una vez que ya lo tienes todo relleno, o hasta donde te interesa, ya puedes empezar a sellarlo. Haz una marca alrededor de esa solapa en forma de V que cortaste al principio.
  7. Lo más recomendable es utilizar parches de goma, ya que aunque puede sellarse con pegamento o cinta adhesiva, estas opciones no son tan eficaces como los parches.
  8. Una vez que lo has sellado, cubre todo el balón con una capa protectora para que sea más resistente. Utiliza para ello cinta atlética o cinta multipropósito.

Hecho todo lo anterior, ya tendrás tu balón medicinal listo para utilizar.