Inicio Actualidad Cómo hacer un nebulizador casero para terraza

Cómo hacer un nebulizador casero para terraza

Hoy en día es fácil ver como en las terrazas de los bares o restaurantes se suele refrescar el ambiente con un sistema llamado nebulizador del que sale agua pulverizada. Si deseas poder disfrutar también de este sistema en tu casa, atento porque te ofrecemos ahora todos los pasos para que sepas cómo hacer un nebulizador casero para terraza.

Con un nebulizador de terraza, lograrás que esta siempre se mantenga fresca en verano. Gracias a su sistema de pulverización, el agua sale y se expande por el aire, refrescando el ambiente pero desapareciendo antes de que llegue al suelo o nos toque, por lo que logra que nos sintamos frescos sin mojarnos. Veamos entonces cómo hacerlo

Materiales

  • Electrovalvula de lavadora
  • Manguera (conectada a la toma de agua)
  • Tubo de polipropileno
  • Nebulizadores

Pasos para hacer un nebulizador casero para terraza

En tiendas de bricolaje y jardín podéis encontrar kits especiales para instalar nebulizadores para la terraza, pero si queréis intentar hacerlo del todo casero, una simple electroválvula de lavadora os servirá para que podamos disponer de un sistema de refrigeración para el exterior.

  1. Lo primero de todo será conectar la electroválvula a un tubo o manguera que a su vez vaya conectado a la toma de agua que tengamos en la terraza. Para ello debes insertar la manguera en el orificio de salida de la electroválvula.
  2. Conecta además los cables que irán al enchufe de la corriente. Debes ir con cuidado ya que las electroválvulas de lavadora trabajan con potencias de 220 voltios. Antes de comenzar a conectar nada, debes estar seguro que el empalme eléctrico que hagas es seguro y correcto.
  3. Por otro lado, deberás conectar también un tubo o manguera de polipropileno a la electroválvula y fijar este en una parte superior de la terraza para que el agua pueda salir y caer correctamente. En función del trozo de terraza que desees refrescar, necesitarás mayor o menor longitud para el tubo.
  4. Cuando hayas colocado el tubo, que puedes sujetar con bridas por ejemplo, debes hacer unos pequeños orificios en este para instalar los nebulizadores, que son por donde va a salir el agua. Dependiendo de la extensión de tubo, necesitarás más o menos nebulizadores.
  5. Una vez lo tengas todo montado y conectado, abre la toma de agua y también la electroválvula, y comprobarás como el agua comenzará a correr por el tubo que hayas colgado, y si dejas abiertos los nebulizadores, el agua saldrá en forma de aspersión. Cuantos más nebulizadores coloques más se repartirá la presión del agua al salir por lo que procura que sean los justos para que tu nebulizador casero funcione correctamente y puedas así, refrescar tu terraza en verano.