Inicio Actualidad Cómo hacer una serpiente de papel

Cómo hacer una serpiente de papel

Las manualidades con papel son quizás de las mejores para comenzar a aprender a crear todo tipo de figuras e ideas y en especial nos puede llevar a descubrir algo tan bello como es la técnica del origami, con la que hacer palomas, pájaros en general y otros animales. En esta ocasión vamos a explicaros, paso a paso y de manera fácil, cómo hacer una serpiente de papel.

Las serpientes de papel pueden ser una divertida manualidad que hacer con niños. Solo necesitarás un folio y seguir los pasos que te vamos a indicar. Al final tendrán una bonita serpiente con la que jugar o que nos servirá para decorar desde un regalo hasta cualquier otra manualidad que hagas.

Pasos para hacer una serpiente de papel

  1. Lo primero que debemos hacer es tomar un folio de color verde y llevamos una punta o extremo hacia el extremo que tiene enfrente, formando un triángulo. Marca bien la doblez.
  2. A continuación, abrimos el folio y llevamos el extremo contrario hacia el pliegue que acabas de hacer, formando la figura de un triángulo escaleno. Marcanos la doblez.
  3. Hacemos lo mismo del otro lado. Marcamos la doblez.
  4. El siguiente paso consiste en tomar el lado de uno de los triángulos y lo llevamos hacia la parte central. Marcamos la doblez.
  5. Hacemos lo mismo por el otro lado del otro triángulo, asegurándonos que ambas partes quedan bien alineadas en el centro. Una con la otra. Ahora debes tener una figura que será similar a un cono largo.
  6. A continuación, toma el extremo en punta y lo doblas hacia el extremo izquierdo. Abrimos y hacemos lo mismo por el otro lado.
  7. Atentos porque viene el pliegue más complicado. Abre la parte que acabas de doblar y verás que el cono señalado, forma una “X” en su pieza superior.
  8. Presionando con los dedos por detrás, debes unir las dos marcas laterales en la marca central, de modo que el papel va a formar una especie de rombo sobre la pieza superior.
  9. Ahora, vuelves a doblar esta pequeña bolsa sobre si misma para formar la cabeza de nuestra serpiente. Levanta la parte derecha de la cabeza, marca la doblez.
  10. A continuación, pega el extremo sobre la línea central, colocas la parte derecha de la cabeza en su lugar y haces lo mismo con el otro lado. Al final debe quedarte la forma del rombo antes señalado pero sin que tenga nada debajo.
  11. Ahora pega la punta inferior de la cabeza hacia la punta de arriba y así formarás la boca.
  12. Levanta la parte izquierda de la cabeza, y plega el extremo hacia el interior. Cerramos y repetimos la operación por el otro lado.
  13. A continuación, plegas toda la pieza en dos. Es decir, por la mitad. Marca la doblez.
  14. Ahora plega la punta que ves en el cuerpo de la serpiente hacia abajo, de modo que lo puedas alinear como sea al borde inferior de su cuerpo.
  15. Dobla el otro lado en el mismo sentido, comenzando el pliegue en la intersección con la cabeza.
  16. Ahora abres la parte izquierda de la cabeza para volver a formarla y plegas la cabeza desde abajo en forma de acordeón.
  17. Realiza un pliegue hacia atrás a una altura de aproximadamente un tercio del cuerpo de la serpiente, desde la cabeza.
  18. Ahora ves realizando pliegues en forma de acordeón que sean cada vez más pequeños hasta el final, y ¡listo! ya tienes tu serpiente de papel gracias a la técnica del origami.